Un hombre ha sido brutalmente asesinado después de que le cortaran los testículos en un presunto ataque por venganza en Ivory Park (Sudáfrica). El hombre asesinado está acusado de violar a una niña de 14 años y a una de 18 años, motivo por el cual habría recibido este ataque.

El fallecido y otros dos hombres sospechosos de violaciones han sido investigados por un grupo de personas que ha decidido tomarse la justicia por su mano. Dos de los presuntos atacantes escaparon, pero el tercero fue capturado por este grupo de hombres.

Según publica el diario 'Mirror', la policía desconoce cómo mataron al hombre o si se desangró tras la amputación. El teniente coronel de la policía, Lungelo Dlamini, ha explicado que "las acusaciones son que dos niñas que caminaban hacia Lindokuhle fueron confrontadas por sospechosos armados con un cuchillo y un arma de fuego y las violaron repetidamente".

La policía sudafricana ha pedido "que no tomen la ley en sus manos después de que un sospechoso de violación fue agredido fatalmente en Ivory Park".