Bomberos y policías de París han sido agredidos con fuegos artificales en las horas previas a la fiesta nacional francesa, unos disturbios que son habituales en la periferia del sur la ciudad francesa cada 14 de julio. Este año se han incrementado los incidentes tras la victoria de Argelia en la Copa Africana de las Naciones.

La celebración este domingo de la fiesta nacional francesa ha sobrepasado sus fronteras nacionales con un claro carácter europeo al contar con los otros nueve países con los que Francia ha lanzado la fuerza militar de actuación rápida. El majestuoso desfile en la Avenida de los Campos Elíseos de París dio así un impulso a la llamada Iniciativa de Intervención Europea (IEI), rubricada en 2018 y con la que el presidente francés, Emmanuel Macron, quiere fomentar una cultura defensiva común que posibilite reaccionar militarmente ante cualquier emergencia.