La Asamblea de Madrid acogerá este miércoles la segunda sesión del debate de investidura en la que intervendrán los representantes de los seis grupos parlamentarios y previsiblemente la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, será elegida presidenta de la Comunidad de Madrid con los votos de Ciudadanos y Vox.

En la primera jornada, celebrada este martes, la candidata del PP expuso su programa de Gobierno acordado con Ciudadanos y anunció la "mayor" rebaja fiscal en la historia de la región, además de hacer guiños a Vox en asuntos como la violencia "contra la mujer" y los menores extranjeros no acompañados (menas).

El pleno se reanudará a las diez de la mañana y podrá intervenir un representante de cada grupo parlamentario en orden de menor a mayor número de diputados durante un máximo de 30 minutos, con lo que intervendrá primero Unidas Podemos-Izquierda Unida Madrid en Pie, y después Vox, Más Madrid, Ciudadanos, PP y PSOE.

El portavoz de Ciudadanos y previsiblemente futuro vicepresidente del Gobierno de coalición, Ignacio Aguado, trasladará a los madrileños en su intervención "su visión" sobre este Ejecutivo bicolor.

Por su parte, la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, desgranará en su discurso "los puntos en los que no está de acuerdo" con el programa de PP y Ciudadanos. "Cuando confirmemos su compromiso, daremos los votos a Ayuso para que sea presidenta", declaró Monasterio.

Desde las filas de la oposición, el PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos pondrán previsiblemente el acento en que el futuro Ejecutivo de Díaz Ayuso "nace tocado" -en palabras del líder de Más Madrid, Íñigo Errejón"- por los compromisos adquiridos con Vox.

Igualmente insistirán en sus "sospechas" por el supuesto trato de favor por parte de la entidad pública Avalmadrid a la familia de la candidata del PP y a su contacto con la empresa del supuesto conseguidor de la trama Púnica para crear la web electoral de la expresidenta Esperanza Aguirre.

De los partidos de izquierda se espera además que afeen a la candidata por el historial de corrupción del PP, y aludan a la petición de Anticorrupción de imputar a las expresidentas Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes en la pieza del 'caso Púnica' que investiga la presunta financiación irregular del PP madrileño.

Tras la intervención de los grupos, Ayuso podrá contestar individualmente a cada uno de ellos o de forma conjunta y sin limitación de tiempo. Después, los representantes de los grupos parlamentarios tendrán derecho a una réplica de quince minutos cada uno.

A continuación, la intervención de la candidata, nuevamente sin límite de tiempo, cerrará el debate. El presidente de la Asamblea suspenderá la sesión y anunciará la hora de la votación de investidura.

Según establece el Reglamento de la Asamblea de Madrid, la votación de investidura será pública por llamamiento. De esta forma desde la Secretaría de la Mesa se nombrará uno a uno a los 132 diputados que, por orden alfabético a partir de una letra elegida por sorteo, irán respondiendo con el sentido de su voto: "sí", "no" o "abstención".

Si en esta primera votación Ayuso no logra sumar la mayoría absoluta, lo que parece improbable, su propuesta será sometida en una nueva votación a las 48 horas, es decir, el 16 de agosto, y podrá ser investida con mayoría simple de los diputados presentes (más votos a favor que en contra).

Desde las filas del PP tienen previsto arropar a Díaz Ayuso en la segunda sesión de investidura el secretario general, Teodoro García Egea; el vicesecretario de Territorial, Antonio González Terol, y la portavoz en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo.