La Asamblea de Madrid acogerá este miércoles un inédito pleno de investidura sin candidato, posibilidad que recoge el recién aprobado Reglamento de la Cámara autonómica, ante la falta de acuerdo entre PP, Ciudadanos y Vox.

Pese a que este martes, a última hora, una reunión a tres entre los portavoces del bloque de centro derecha (Isabel Díaz Ayuso, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio) abría la posibilidad de desbloquear la investidura, el encuentro duraba poco más de media hora y sin acuerdo entre las partes, lo que conllevaba a seguir con el pleno sin candidato.

Tras el resultado electoral de mayo, la suma de estos tres partidos conseguían la mayoría absoluta necesaria para investir a la candidata más votada del bloque, Ayuso, en presidenta de la Comunidad pero las diferencias entre Ciudadanos y Vox han impedido que en mes y medio de negociación se haya alcanzado un acuerdo para la gobernabilidad.

En lo que sí consiguieron llegar a entendimiento en este tiempo las tres formaciones es en la constitución de la Mesa de la Asamblea. Para desbloquear la situación Ciudadanos y Vox tuvieron su primer acercamiento: los portavoces de ambos partidos, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio, se tomaron un café juntos.

El 15 de julio los votos de las tres formaciones hicieron presidente de la Cámara autonómica al diputado de la formación 'naranja' Juan Trinidad y el partido de Santiago Abascal se hizo con la vicepresidencia tercera.

Pero este mismo día se dinamitaron las negociaciones en el bloque ya que desde Vox aseguraron que su formación y PP habían firmado un acuerdo, al margen de Ciudadanos, por medio del que se aseguraban entrar en un futuro Gobierno autonómico.

Por su parte, PP insistía en que lo acordado había sido que tendrían "proporcionalidad en entes y presupuestos". Agravó la situación, además, que tan solo cuatro días después algo parecido se planteó en el seno del Ayuntamiento de la capital. Vox hacía alcalde al 'popular', José Luis Martínez-Almeida, y, posteriormente, indicaban que tenían un documento que recogía que a cambio dirigirían "concejalías de gobierno".

El Gobierno se repartió entre PP y Ciudadanos y el tercer partido lo criticó duramente anunciando que se quedaría en la oposición. Por su parte, el "incumplimiento" que denunciaban en el Consistorio llevó a Monasterio a romper con el PP también a nivel autonómico aunque unos días después cambiaba de parecer asegurando que no querían "cargos" y ponía sobre la mesa una nueva exigencia: PP y Ciudadanos tendrían que firmar abiertamente "un programa único común" que recogiese algunas de sus exigencias.

La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, no veía con malos ojos en líneas generales el documento aunque anunció que matizaría algunas cuestiones, relativas al colectivo LGTBI y a la inmigración, mientras que Ciudadanos se plantaba y aseguraba que no firmaría nada con Vox, únicamente les explicaría su acuerdo con PP.

Con esta circunstancia, y dados los plazos parlamentarios, el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, realizó entonces la primera ronda de contactos con los grupos políticos. Constató que el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, no alcanzaba los apoyos necesarios, igual que tampoco lo hacía Díaz Ayuso. Por ello, se acogió al artículo 182 del nuevo Reglamento de la Cámara regional, aprobado este mismo año, y convocó un pleno de investidura sin candidato.

Una semana después, este lunes, PP y Ciudadanos presentó su acuerdo para un gobierno de coalición en la Comunidad, que recoge 155 medidas, y que, según la candidata 'popular', tiene "muchísimas" de las peticiones de Vox. El mismo establece Ayuso sería la presidenta, Aguado el vicepresidente y portavoz así como un reparto casi a la par de 13 consejerías.

Ante esto, Trinidad convocó ayer una nueva ronda de contactos pero Vox se ha mantenido en la misma posición y, tras criticar con dureza que no les hayan tenido en cuenta, ha hecho publico su 'no' a reconvertir el pleno en uno con candidato.

El último intento ha llegado con la reunión solicitada por Aguado en la tarde de este martes, que se ha traducido en la primera foto juntos de los tres en el Parlamento madrileño y que aunque para el primero no ha servido para desbloquear nada, Monasterio sí que ha salido "satisfecha" y convencida de que la reunión de hoy es solo la primera.

Así, este miércoles la Asamblea de Madrid acogerá dicha sesión, a las 12 horas. Al comienzo de la misma se dará cuenta de la imposibilidad de proponer un candidato con los apoyos necesarios y se abrirá un turno de diez minutos por cada grupo parlamentario para que puedan explicar su posición. Después, se constatará que ningún candidato tiene la confianza de la Cámara regional y comenzará el plazo de dos meses, hasta el 10 de septiembre, tras el que, si no se alcanza un acuerdo se convocarán nuevas elecciones 54 días después.