José María Aznar, FAES y expresidente, alerta sobre el pacto para derogar la reforma laboral

Publicidad

Crisis por coronavirus

José María Aznar alerta del pacto con "los herederos de ETA" y gobernar con chavistas, comunistas y separatistas

El presidente de FAES y expresidente del Gobierno, José María Aznar, avisa de las consecuencias "enormemente graves" para España, como reacción al pacto del PSOE con "los herederos de ETA", en referencia a EH Bildu, para derogar la reforma laboral a cambio de su abstención en la prórroga del estado de alarma decretado por la pandemia de coronavirus.

En resumen

  • Aznar destaca que un estado de alarma no es un estado de excepción
  • España se enfrenta a una situación "extremadamente peligrosa"
  • El Gobierno elige la fórmula de la confrontación, de la exclusión y de la irresponsabilidad absoluta
  • "Estamos en manos de un absoluto irresponsable acompañado por chavistas, comunistas y separatistas"
  • Ha muerto su madre y su cuñado en estos días

José María Aznar, presidente de FAES y expresidente del Gobierno, en una entrevista ofrecida a la Cadena COPE, ha cuestionado que la Unión Europea vaya a permitir que, tras el pacto conocido en las últimas horas con Bildu para derogar la reforma laboral, España esté en situación de "pedir subvenciones y transferencias" al resto de países europeos.

Ha fallecido su madre y su cuñado

José María Aznar ha hecho alusión a la situación vivida en estos meses de confinamiento y a grandes pérdidas de familiares en su entorno. "Llevo el confinamiento cumpliendo las normas a rajatabla, con muchas pérdidas dolorosas a mi alrededor. He perdido a mi madre con 98 años, hace 4 días por coronavirus he perdido a mi cuñado y no me he podido despedir de ellos, ni recoger sus cenizas", ha relatado.

Unas palabras con las que ha querido describir su situación en estas semanas de confinamiento por la pandemia de coronavirus, "cumpliendo normas y esperando que esto pase pronto". Además, ha tenido palabras de agradecimiento a las personas que trabajan por los demás, en alusión a los profesionales de la Salud pública y privada y también al Ejército por su labor durante estos meses de crisis sanitaria provocada por el coronavirus.

España vive un "desastre económico"

Aznar se muestra preocupado por la situación que estamos viviendo en un estado de alarma que, para él, no puede ser un estado de excepción. En su opinión los derechos y libertades están suspendidos y "estamos en estado de máximo riesgo en derechos y en cuanto a la economía". Aznar alerta de que "España vive un desastre económico y social con situación muy vulnerable".

Financiación de la Unión Europea

José María Aznar también ha destacado que la financiación de la Unión Europea va a estar muy condicionada. No es que Alemania y Francia regalen 500.000 millones de euros a nadie. Ahí no se regala nada. Cuanto mayor sea el riesgo mayor va a ser el condicionamiento". Y recomienda que "el diagnóstico que hay que escuchar es el del Gobernador del Banco de España que desnudó la situación económica".

Aznar incide en que la situación de España es de "máxima vulnerabilidad" y pone el foco en el "desastre económico y social" al que nos afrontamos tras esta pandemia por coronavirus. "Tú tienes que pedir ayuda de fuera porque no has hecho bien las cosas dentro", afirma. "Vivir bajo el amparo de la Unión Europea es mucho mejor que vivir fuera, pero estar condicionado por la UE es una demostración de incapacidad triste".

El Gobierno "pacta con herederos de ETA"

Sobre el pacto anunciado ayer entre el PSOE, Unidas Podemos y Bildu, Aznar ha recordado que es pactar con los "heredeos de ETA". En España, dice, "se llevan haciendo las cosas mal desde hace 4 o 5 años, especialmente muy mal en los últimos dos años", algo que para él se traduce en que "hemos tenido cuatro elecciones en cinco años, tres investiduras fallidas, dos mociones de censura, un golpe de estado".

España debería haber hecho un gran acuerdo político entre las principales fuerzas políticas con dos pilares fundamentales: la Constitución Española y la Unión Europea. El objetivo sería "forjar planes para 10 o 15 años para reconstruir el país", apunta Aznar.

Sobre cómo se ha conseguido sacar adelante la quinta prórroga del estado de alarma por la pandemia de coronavirus, Aznar opina que Ciudadanos ha votado un estado de alarma injustificadamente y, al mismo tiempo, "el Gobierno pacta con los herederos de ETA el marco de relaciones laborales de España".

Además, cree que el Gobierno pacta por un lado la derogación de la reforma laboral y, por el otro, pide al resto de países subvenciones. "El grado de irresponsabilidad es de tal magnitud que las consecuencias solo pueden ser enormemente graves para el país". Aznar insiste en que "Aquí se eligió la fórmula Frankenstein. Estamos en manos de un absoluto irresponsable acompañado por chavistas, comunistas y separatistas". Para él, la fórmula elegida es la de la confrontación, de la exclusión y de la irresponsabilidad absoluta.

El papel de Pablo Casado en el PP

Aznar ha explicado en estas palabras lo que ha sucedido ayer en el Congreso y las negociaciones para sacar adelante la quinta prórroga del estado de alarma. "En FAES publicamos un artículo con la 'Fábula de la Rana y el escorpión'. La rana era Ciudadanos y el escorpión era Sánchez. Al final, el escorpión acaba clavándole el aguijón a la rana porque esa es su naturaleza y mire lo que ocurrió ayer, unos ayudan a prorrogar el estado de alarma mientras otros pactan con los herederos de ETA la reforma laboral".

Para Aznar, Pablo Casado está llevando las cosas, dentro de la enorme dificultad, con tranquilidad y una enorme deseo de servir al país.

Sobre las caceroladas al Gobierno

Aznar opina que en España se dan todas las condiciones para que pueda haber problemas sociales. "Hay mucha gente sufriendo y hemos vuelto a la España de las colas del hambre", explica. Aznar pone el foco en las clases medias destrozadas, pymes cayendo por decenas de miles", cree que hay que hacer una apuesta fuerte y rápida por el crecimiento económico o "sinceramente vamos a correr muchos riesgos".

En cuanto a las protestas y caceroladas que van en aumento en varias ciudades españolas en contra de la gestión del Gobierno, "las personas son libres para manifestarse o no. España todavía sigue siendo un país libre aunque algunos se empeñen en que no lo sea. Y es un ejercicio de libertad y lo que hay que evitar es cualquier estallido de violencia que se pueda ir de las manos", explica. Para José María Aznar, la situación es muy preocupante. "saldremos de ésta, hay que apelar a la confianza".

Publicidad