PERFIL DE CARLES RIERA

PERFIL DE CARLES RIERA

Riera, el anticapitalista que se hizo independentista al conocer a Xirinacs

Carles Riera (Barcelona, 1960) comenzó su actividad política militando, antes de llegar a la mayoría de edad, en grupos obreros cristianos del barrio barcelonés del Poblenou, se acercó luego a la tradición libertaria y descubrió finalmente el independentismo a través del exsenador Lluís Maria Xirinacs.

El candidato de la CUP a la presidencia de la Generalitat, Carles Riera
El candidato de la CUP a la presidencia de la Generalitat, Carles Riera | EFE

El candidato de la CUP a la Generalitat es sociólogo y psicoterapeuta, actividad esta última que ha tenido que aparcar en campaña pero a la que asegura que, mientras fue diputado en esta última legislatura, consiguió dedicarle -como máximo, eso sí- unas tres o cuatro horas a la semana, y entiende que los procesos de cambio personal y social deben ir ligados.

Riera, que contrapone sus camisas y americanas a las camisetas reivindicativas de otras caras conocidas de la CUP como David Fernàndez o Anna Gabriel, participó en los años ochenta en la Crida a la Solidaritat junto, entre otros, al hasta ahora presidente de la ANC y número dos de Junts per Catalunya, Jordi Sànchez, y al ex secretario general de ERC Àngel Colom.

Cuando se disolvió la Crida pasó a formar parte del grupo que fundó la Asamblea de Unidad Popular, uno de los "embriones" de la CUP, según él mismo indica, y se vinculó al Centro Internacional Escarré para las Minorías Étnicas (CIEMEN), del que fue presidente entre los años 2010 y 2015.

Fue anticapitalista antes que independentista, ya que a través del movimiento antimilitarista y de objeción de conciencia llegó al Casal de Pau, en el que conoció a Xirinacs y a partir del cual sumó el independentismo a sus convicciones libertarias.

Carles Riera siempre se ha mostrado crítico con la política institucional y, de hecho, se posicionó en contra del paso adelante que dio la CUP al presentarse por primera vez a las elecciones autonómicas de 2012, aunque ahora asume que hay "coyunturas históricas en las que las instituciones pueden estar al servicio del cambio".

Fue, por contra, partidario de enviar a Mas a "la papelera de la historia", expresión que usaron los anticapitalistas cuando decidieron, tras las elecciones de 2015, no investir como presidente de la Generalitat al líder convergente.

Durante esta campaña electoral, el candidato de la CUP a la Presidencia de la Generalitat está mostrando un perfil más bien bajo, participando en contados actos, debido a una reciente peritonitis -que le obliga a tomarse con calma estos agitados días- y a la puesta en escena siempre plural y colectiva que mantiene la CUP.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 16/12/2017

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.