120.00

Publicidad

Polémica

La consejera de Cultura de la Generalitat cree que se habla demasiado castellano en el Parlament

La consellera catalana de Cultura, Mariàngela Vilallonga, que hace una semana dijo que había dado "un toque de atención" a TV3 por la serie "Drama", en la que algunos personajes hablan en español, ha afirmado que también "se habla demasiado castellano en el Parlament".

La consellera de Cultura de la Generalitat, Mariàngela Vilallonga piensa que también se habla "demasiado castellano" en el Parlament. El también es porque levantó una polémica similar recientemente por decir que pasa lo mismo en TV3: "Sí que encuentro que en esta cámara se habla demasiado castellano. Claro que sí, porque la lengua propia de Cataluña es el catalán, el occitano y el aranés". Declaración en la sesión de control en el Parlament en respuesta a una pregunta de la diputada de Ciudadanos, Sonia Sierra, sobre el uso de las lenguas cooficiales en las manifestaciones culturales.

Solo las lenguas que se desarrollan en el territorio

Según Vilallonga, el concepto de lengua propia aparece en el Estatut, votado en la cámara, destacando que este concepto se refiere a las que se han desarrollado en un territorio: "En el territorio de Catalunya, el País Valencià y las Islas Baleares, la lengua propia es el catalán, que es hermana del castellano, del portugués y de las lenguas románicas, que son hijas del latín".

Sobre TV3, ha recordado que el Parlament aprobó la Ley de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals (CCMA), que recoge que "el servicio público de la comunicación audiovisual de la Generalitat consiste en difundir y promocionar la lengua catalana y ofrecer un entretenimiento de calidad", y que la lengua para prestar este servicio es el catalán. Todo ello después de que Sierra haya advertido de que Cs no permitirá que "menosprecien el español ni se apropien del catalán" porque las lenguas son de todos, ha afirmado. "En Cataluña no hay una lengua, hay tres. La mayoría de catalanes las usamos con toda normalidad, y lo vemos como una riqueza y no como un problema", ha zanjado.

Publicidad