120.00

Publicidad

Caso Gürtel

La caja B del PP, clave política de la sentencia del caso Gürtel

El Tribunal Supremo reprocha a la Audiencia Nacional que hiciera mención a la caja B del Partido Popular en la sentencia del caso Gürtel cuando no era un asunto motivo de ese juicio: se sigue investigando. Aunque dice que se tuvo prueba "válida" de esa actividad "extracontable" del PP.

El Tribunal Supremo ha puesto punto y final a la pieza principal del caso Gürtel con una sentencia que, más allá de ligeras variaciones en las penas, acredita que el PP se lucró de la trama durante años, aunque con un importante apunte: critica algunas menciones a la caja B del partido porque esto no se juzgaba en la causa. Una cuestión que en su momento llegó a tumbar al Gobierno de Mariano Rajoy, a quien no se menciona en sus 1.844 páginas.

Lucro, pero desconocido

De lo que no tiene dudas el Supremo es de que el PP se lucró de la Gürtel, en concreto de los actos electorales que sufragaron las empresas de Correa en las localidades madrileñas de Majadahonda y Pozuelo, de manera que ahora tendrá que devolver 245.492 euros de modo directo y solidario con otros siete condenados. La participación a título lucrativo presupone que el PP no sólo no participó en el delito sino que desconoció su comisión, pero recuerda que si el partido hubiese reintegrado el dinero antes del juicio, su presencia hubiese sido innecesaria. Además del PP, la exministra Ana Mato deberá devolver 27.857 euros como partícipe a título lucrativo por los viajes y servicios que el Grupo Correa ofreció a su marido, Jesús Sepúlveda, y a su familia, incluido eventos familiares como cumpleaños y una comunión, pese a que ella siempre negó cualquier regalo de la trama.

Menciones a algo que no se juzga

El tribunal matiza las menciones de la sentencia de la Audiencia Nacional a la presunta caja B del PP, de hecho sigue investigándose, y por tanto no se puede afirmar una responsabilidad penal sin acusación o defensa: "La contradicción en la que entra la sentencia es evidente, considerar que el PP era conocedor y responsable penal, aunque sea a efectos teóricos, supone entender que no era ajeno a los hechos penales". Pero precisa que una cosa es afirmar que el PP delinquiera, cuando aquí no ha sido enjuiciado por ello, y otra mencionar el resultado de medios de prueba relacionados con el partido -como esa caja B- para configurar el contexto de los hechos. Aquí un ejemplo. La Sala subraya que la Audiencia contó con prueba de cargo válida y suficiente para concluir "tanto la existencia de una 'caja B', o contabilidad 'extracontable', del PP" sobre la que Bárcenas ostentaba plena capacidad de control y disponibilidad, como cuando se apropió de 149.600 euros de estos fondos para comprar acciones de Libertad Digital.

Publicidad