99.007833

Publicidad

Coronavirus

Los hosteleros exigen prorrogar los ERTEs y señalan que ellos "no somos los causantes de los rebrotes"

La prorroga de los ERTEs están sobre la mesa con intención de continuar hasta diciembre, pero el sector de la hostelería considera que es insuficiente.

Los hosteleros de Barcelona se plantan y se quitan el delantal debido a la falta de clientes por el coronavirus y a las restricciones decretadas por el Gobierno.

Algunos aseguran que los ERTEs no han servido para compensar la gravedad de la situación que estamos viviendo y que la destrucción de empleo ya es un hecho y aseguran que los ERTEs solo camuflan una parte de los empleos que pueden llegar a destruirse sino se toman decisiones inmediatas que los alarguen como mínimo hasta Semana Santa de 2021.

La propuesta de prorrogar los ERTEs hasta diciembre están sobre la mesa, y algunos empresarios lo ven como única opción o "harán colapso".

Jose Luis, hostelero, lamenta que "se focalice en la hostelería todas estas medidas y no en otros sectores sin ser nosotros en modo alguno los responsables de los rebrotes y de la situación sanitaria que se está viviendo por el coronavirus" e indica que "son absolutamente limitantes pero no vienen acompañadas de las ayudas que deberían exigir estas medidas. Se puede cerrar un sector pero no se le puede cerrar y no decirle claramente como se le va a ayudar".

Desde el sector hostelero exigen "medidas de acompañamiento, la revisión de los ERTEs y de todas las medidas de financiación". Indican que las nuevas restricciones multiplicara el número de empresas que van a desaparecer y señalan que la mayoría de restaurantes no cumplirán la reducción de aforo.

José Yeste, director del restaurante La Tramoia, señala que lo "estamos pasando francamente mal. Continuamos teniendo a muchos compañeros en el ERTE y no sabemos como vamos a resolver está situación".

Bares y restaurantes de Barcelona llaman a la desobediencia ante las nuevas restricciones del Gobierno catalán. Han aprobado que las terrazas den servicio al 50% de su aforo y también reclaman al Gobierno no solo prorrogar los ERTE a los que se pueden acoger por motivos de fuerza mayor, sino también anunciar protectores para salvar a las empresas.

En Valladolid este jueves estará en fase 1 por el aumento de casos de coronavirus y no se podrá consumir en la barra y solo sentado. Tampoco se podrán reunir en una terraza más de seis personas.

En Pamplona una cafetería debe cerrar antes de las 12 de la noche y la mitad de la plantilla se encuentran todavía en ERTE.

Publicidad