67.029333

Publicidad

US Open

Pablo Carreño se mete en las semifinales del US Open tras un maratoniano partido ante Denis Shapovalov

El tenista Pablo Carreño se metió por segunda vez en su carrera en las semifinales del US Open tras sobrevivir a un agónico partido 3-6, 7-6(5), 7-6(4), 0-6, 6-3 ante el canadiense Denis Shapovalov. Carreño se jugará ante Alexander Zverev el pase a la final.

Pablo Carreño sigue demostrando un gran nivel y certificó por segunda vez en su carrera su presencia en las semifinales del US Open. El español derrotó al canadiense Denis Shapovalov en cinco sets (3-6, 7-6(5), 7-6(4), 0-6, 6-3) y jugará en la penúltima ronda ante el alemán Alexander Zverev.

Durante cuatro horas tuvo que batallar Pablo Carreño para llevarse un complicado duelo ante Shapovalov. En este mismo escenario, en 2017, Carreño ya rozó la gloria cayendo entonces ante el sudafricano Kevin Anderson.

El de Gijón, vigésimo favorito y que con 27 años es el más 'veterano' de los que quedan en el cuadro masculino, demostró su gran estado de forma en Nueva York y supo manejar bien la tensión de un partido en el que, salvo en el cuarto set, casi siempre fue por delante en el marcador.

Pablo Carreño aseguró estar feliz por alcanzar las semifinales del US Open, lo que él considera una prueba de que tiene "el nivel" y un plus para su "confianza" y para seguir "trabajando duro".

"Es muy importante estar de vuelta en las semifinales del US Open. Cuando llegué a los cuartos de final de Roland Garros en 2017, fue increíble, y luego hice semifinales aquí. Si puedo repetirlo es porque tengo el nivel y eso es muy importante para mí, para mi confianza y para, seguir trabajando muy duro", expresó Carreño en rueda de prensa tras el partido.

El asturiano reconoció que al inicio estaba "muy nervioso", pero a partir del segundo set empezó a jugar "mucho mejor" y confirmó que, en el cuarto, donde encajó un 6-0, notó "un poco molestias en la parte baja de la espalda".

"Esa zona es un punto importante para mí, pero el fisioterapeuta me dijo que estaba un poco bloqueado. Después de eso no me sentí al cien por cien porque estuvimos jugando como cuatro horas, pero pude volver a jugar mi mejor tenis", añadió.

Publicidad