221

Publicidad

Halterofilia

Shella Badaseraye, la campeona de halterofilia que lucha por su hija con discapacidad: "Yo puedo vivir en cualquier lugar, pero mi hija no"

Shella Badaseraye es la actual campeona de España de halterofilia con tres oros en la categoría de 55 kilogramos. Pero su competición más complicada la libra alejada de la halterofilia, luchando por su hija discapacitada. Y es que Shella se ha plantado ante la subida de alquiler, imposible de afrontar teniendo que pagar 800 euros mensuales en el cuidado de su hija.

Hace 13 años Shella Badaseraye pesaba 100 kilos, pero cuando su hija sufrió un ataque epiléptico con un año y necesitó la ayuda de una vecina para atenderla, decidió cambiar de vida.

Shella lleva 3 años con la halterofilia y asegura que se lo debe todo a su hija, la razón y el impulso que le llevó a cambiar de vida.

Ahora Shella se ha plantado ante la subida en el alquiler que le ha propuesto el dueño del piso en el que vive en Mallorca.

"El dueño no me echa por no pagar, simplemente yo no acepté el nuevo contrato que me proponía y que suponía subir el alquiler de 550 a 700 euros", explica Shella Badaseraye.

Y es que tiene una hija con parálisis cerebral y unos gastos mensuales de 800 euros en sus cuidados.

"Yo soy madre soltera y tengo mi centro. Por suerte puedo trabajar, pero los gastos de la niña siempre van a ir por delante de el pago de un alquiler que yo no me puedo permitir", asegura Shella.

Y es que, como cuenta Shella, los alquileres en Mallorca están disparados.

"Bufff... Es un problema muy grande, no sólo para mí sino para cualquier persona", indica Shella.

"Es un derecho universal. Yo puedo vivir en cualquier lugar, pero por mi hija no me puedo ir a cualquier sitio", reconoce Shella.

Publicidad