La nadadora francesa Julie Boursier denuncia que fue violada en repetidas ocasiones durante tres años

Publicidad

Deporte femenino

La nadadora francesa Julie Boursier denuncia que fue violada en repetidas ocasiones durante tres años

Sale a la luz el terrible relato de la nadadora Julie Boursier tras sufrir abusos sexuales siendo menor: "A veces, estaba tan cansada por el entrenamiento que no hacía nada". La justicia francesa reabre la investigación; ella intentó suicidarse en 2017.

La justicia francesa ha reabierto una investigación por la denuncia de la nadadora Julie Boursier, que afirma haber sido violada de forma repetida entre agosto de 2010 y octubre de 2013, cuando aún era menor de edad, por un compañero de su mismo club, el AAS Sarcelles. Así lo ha publicado este lunes el diario L'Équipe.

Diversos elementos novedosos aportados recientemente, en particular los testimonios de otros dos nadadores del equipo, han permitido reanudar la investigación, que había sido archivada el año pasado después de la denuncia presentada el 2 de julio de 2018 por Julie Boursier, que tiene ahora 25 años.

Las presuntas agresiones sexuales ocurrieron, en particular, en las cabinas de los vestuarios comunes que utilizaban los miembros del club de Sarcelles, una ciudad al norte de París.

De acuerdo con lo que contó Boursier a la policía, el agresor, del que L'Équipe no desvela el nombre, forzaba la puerta, le impedía salir y la violaba en el interior pese a su resistencia. Le mordía los labios para que no hiciera ruido y no alertara a los otros nadadores.

En la piscina y en su casa

"A veces, estaba tan cansada por el entrenamiento que no hacía nada. Esperaba que todo pasara. Tenía vergüenza", dijo Julie Boursier ante los investigadores. También hubo agresiones en la piscina y en el propia casa de la joven nadadora, ya que su madre era vicepresidenta del AAS Sarcelles, y como tal incluso recibía en casa a algunos miembros.

La madre solo se enteró de la situación cuando su hija intentó suicidarse cortándose las venas a comienzos de 2017.

En Mallorca fue detenido el año pasado un hombre por presuntamente abusar de hasta cinco menores en una piscina cubierta en Lloseta. El detenido aprovechaba que la piscina estaba llena de nadadores para tener que compartir carril. Una vez allí realizaba tocamientos en distintas partes del cuerpo de las menores. La Guardia Civil localizó a cinco víctimas pero no descartó que hubiera más.

Publicidad