Es el adiós más amargo de una futbolista con solo 23 años. Andrea Esteban ha decidido colgar las botas tras cinco operaciones de ligamento cruzado: "Creía que podría disfrutar de nuevo sin dolor".

Esteban maduró como futbolista en la Liga Iberdrola y la Selección Española. Ahora, Andrea se despide del fútbol con un mensaje positivo: fue una luchadora que contó con el apoyo incondicional de su familia.

Tampoco pudo contener las lágrimas cuando recordó a su hermana. Un sueño, el del fútbol, que ahora vivirá desde la banda.

 

Te puede interesar:

Escándalo en EEUU: el equipo de fútbol femenino gana mucho menos que el masculino... pero es mejor y tiene más seguidores