Publicidad

POLÉMICA EN EL EIBAR

Sergi Enrich y Antonio Luna piden disculpas tras la difusión de un vídeo sexual protagonizado por los futbolistas

Los jugadores del Eibar, Sergi Enrich y Antonio Luna, se han visto involucrados en una nueva polémica. Un vídeo de los dos jugadores manteniendo relaciones sexuales junto a otra chica ha incendiado las redes sociales. Sergi Enrich ha emitido un comunicado lamentando lo sucedido.

Redacción | Efe | Madrid
| 05.10.2016 22:10

Los jugadores del Eibar Sergi Enrich y Antonio Luna han pedido disculpas después de que un vídeo de contenido sexual en el que ambos futbolistas aparecen junto a una mujer haya sido difundido por las redes sociales.

A través de la cuenta personal de Twitter de Enrich, los futbolistas han colgado un comunicado en el que "lamentan" que la difusión del vídeo "pueda dañar su imagen, pero especialmente la del club" armero, y "haya podido ofender a los aficionados y a la ciudad de Eibar, en general".

"Deben dar ejemplo a los niños"

Aseguran que son "conscientes de que los futbolistas profesionales deben dar ejemplo en todos los ámbitos, especialmente a los niños", razón por la que piden "disculpas si este incidente ha podido herir a alguien".

Los jugadores piden también disculpas "por el daño que pueda suponer la divulgación del vídeo a la imagen" de la mujer que aparece en el mismo. Enrich y Luna recalcan que el vídeo "de contenido sexual" se trata de la "grabación de un acto íntimo y privado, llevado a cabo entre personas adultas con pleno consentimiento por parte de todos y en el ámbito de la libertad de la que todos disfrutamos".

El escándalo, explicado

Asimismo "lamentan profundamente" que una "indiscreción" de la que aseguran no son responsables haya supuesto que "estas imágenes hayan salido a la luz" sin su conocimiento ni mucho menos su consentimiento".

Concluyen que "como jugadores" de un club "ejemplar como el Eibar" que representa "una afición y una ciudad igualmente ejemplares" se reafirman en los valores que les han sido trasmitidos desde su llegada a la ciudad guipuzcoana y esperan que este incidente "no suponga ningún menoscabo a la imagen del club".

Publicidad