La selección española está de enhorabuena y con ella el resto de amantes no solo del baloncesto, sino del deporte en general. La selección femenina vuelve a ser campeona de Europa tras vencer a Francia por un amplio marcador de 86 a 66.

Cuatro títulos de Europa, dos de ellos consecutivos para las chicas del baloncesto. Un equipo de lucha, de entrega, de voluntad y de mucha calidad, que siempre quiere más, que no se achanta y, que sobre todo, no tiene miedo a nada. Son insaciables y así lo han demostrado con la que supone su séptima medalla consecutiva en grandes torneos. Sueñan en grande y consiguen ir más allá.

A pesar de las bajas, la calidad de este equipo no baja con el cambio de jugadoras, sino que crece, como equipo y como bloque, como una auténtica familia, de la que nos hacen formar parte cada verano.

La palabra equipo ejemplifica a la selección de baloncesto femenino.

Gran parte de culpa, la tiene el seleccionador Lucas Mondelo, que tras su llegada al equipo en 2012, no ha hecho otra cosa que ganar. Supone un antes y un después. Decía la lesionada Alba Torrens, que hace que cada día te superes, que des el máximo de ti y que vayas ganando o perdieron, siempre busca la forma de mejorar.

"Creo que somos un gran ejemplo de que esto es un deporte de equipo. Después de mucho tiempo, este equipo me sigue sorprendiendo cada día, con lo que logran mis jugadoras y lo que trabajan. Doy las gracias a todas y al cuerpo técnico, y especialmente a Laia Palau", dijo en rueda de prensa en el Belgrado Arena.

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Baloncesto,Jorge Garbajosa, ensalzó el triunfo de la selección: "Si alguien lo podía hacer eran ellas. Han ganado con un solvencia que hace que se me acaben los adjetivos", relató emocionado.

'Resistencia', es la palabra que mejor define a España durante todo el campeonato; la bailan y sobre todo, la demuestran. Son el mejor combinado de nuestro deporte entre las mujeres y sí, todo ello a pesar del poco apoyo que reciben en la liga doméstica, donde todavía no son consideradas como profesionales.

No es casualidad que en los últimos seis años y cuatro Europeos, España haya ganado tres medallas de oro. No es casualidad, que en los últimos 11 campeonatos lleve nueve medallas. Cuando te acostumbras a ganar, todo parece más sencillo. Sin embargo, con el paso del tiempo, valoraremos lo que esta selección ha conseguido, hacer historia. No lo duden, es el sexo fuerte.

Marta Xargay, Anna Cruz, Laura Nicholls, Astou Ndour, Laia Palau, Silvia Domínguez, Cristina Ouviña, Tamara Abalde, Queralt Casas, Andrea Vilaró y María Pina, gracias.

¿Seguimos queriendo más?