Halloween

El verdadero origen de Halloween ni da miedo ni viene de Estados Unidos

Halloween se celebra cada 31 de octubre y es la festividad más famosa de Estados Unidos, pero ¿cuál es realmente su origen?

Halloween: Mujer sosteniendo una calabaza

Halloween: Mujer sosteniendo una calabaza Pixabay

Publicidad

Calabazas, disfraces, caramelos... El 31 de octubre llega la noche más terrorífica del año, la noche de Halloween. No hay grupo de amigos en el que no se cuenten historias de miedo o que no asusten a otras personas, ¿verdad? Sin olvidarnos del famoso "Truco o trato" (también llamado “Dulce o Truco”), un juego que los niños hacen puerta por puerta. Si eliges truco significa que aceptas que los niños te hagan una pequeña broma a cambio de no darles caramelos o dulces. El trato, por el contrario, significa que aceptas dárselos y evitas que te hagan una trastada.

Pero, aunque esta festividad tenga fama estadounidense, el origen de Halloween poco tiene que ver con Estados Unidos. ¿Quieres descubrir cuáles son sus inicios y cómo llegó a ser una fiesta tan popular? ¡Estate atento a este post!

¿Cuál es el origen de Halloween?

Halloween es una fiesta pagana que tiene su origen en Irlanda hace más de 3.000 años. Se celebraba cada 31 de octubre cuando la temporada de cosecha llegaba a su fin y se iniciaba el "Año Nuevo celta". Durante el Samhain (el significado etimológico es "el final del verano"), se creía que las almas de los fallecidos iban a visitar su hogar esa noche y que los que habían muerto ese año viajaban al otro mundo en ese mismo momento.

Sin embargo, el Samhain se transformó cuando las autoridades cristianas se apropiaron de festividades paganas. Cuando el Imperio Romano conquistó el territorio celta, esta fiesta se mezcló con otras de origen romano como la Fiesta de la Cosecha. Por ello, comenzó a llamarse la 'Víspera de Todos los Santos', en inglés 'All Hallow´s Eve', que terminó derivando en 'Halloween'.

Expansión de Halloween a EE.UU: ¿Cuándo se convirtió en una festividad masiva?

La fiesta de Halloween llega a Estados Unidos y Canadá en el año 1840 a través de los inmigrantes irlandeses, pero no empezó a celebrarse popularmente hasta el año 1921, momento en el que tuvo lugar el primer desfile de Halloween en Minnesota.

La admiración de esta festividad vino también porque más de un tercio de los estadounidenses afirma creer en lo paranormal. De hecho, el 23% sostiene haber visto un fantasma o haber sentido la presencia de alguien. Además, según una encuesta de la empresa Ipsos (de investigación de mercados), aproximadamente una de cada cinco personas cree que los hechizos o la brujería son auténticos.

Durante los años siguientes, Halloween fue adquiriendo prestigio hasta que, en el año 1970, se produjo su total internacionalización gracias a diversas películas y series de televisión. De hecho, su fama creció en 1978 gracias a la película “Halloween”, protagonizada por Jamie Lee Curtis y dirigida por John Carpenter, una referencia del cine de terror. ¿La has visto? ¡Imposible olvidarla!

Publicidad