Publicidad

Teatro Real

El Teatro Real estrena la ópera 'Peter Grimes' tras el brote de coronavirus entre los miembros del elenco

La obra tuvo que ser pospuesta por la aparición hace varias semanas de algunos casos de covid entre el elenco y coro de la ópera. Para que no vuelva a suceder, público y artistas tendrán que seguir estrictas normas de seguridad.

Teatro Real de Madrid vuelve a estar de actualidad por un nuevo estreno, la ópera 'Peter Grimes'. El acontecimiento que tuvo que ser pospuesto por la aparición hace varias semanas de algunos casos de coronavirus entre miembros del elenco. Una vez resuelto ese brote, el coliseo más importante de España no ha detenido la actividad y se mantiene como un referente a nivel mundial. Además, se seguirán unas estrictas normas de seguridad para evitar contagios.

Todo a punto para el estreno de 'Peter Grimes', el octavo montaje de la temporada más insólita de la historia. La responsable de este año atípico es la pandemia que obliga a hacer pruebas PCR en el propio teatro.

Los miembros de la producción se muestran más tranquilos con estas medidas: "Es un importante que nos hagan pruebas periódicas porque así nos sentimos mucho más seguros". Mientras, en el escenario todos los cantantes tienen que llevar mascarillas, excepto los solistas. Una medida a la que han tenido que acostumbrarse: "Las sensaciones son completamente distintas porque la voz se oye totalmente diferente".

Y medidas excepcionales también para la orquesta. Tendrán que guardar una distancia de metro y medio y habrá paneles de metacrilato. "Para nosotros es muy importante estar juntos por las referencias que tenemos a la hora de tocar... tanto la afinación, como el tempo, como el equilibrio sonoro es muy importante", dicen los músicos.

Aún así, dicen, lo importante es poder estrenar y trabajar: "Lo que no haya manera de hacerse, pues no se hace, pero para lo que sí se puede hacer porque hay una forma creativa, diferente, inimaginable que en condiciones normales, pues no hay que cancelar en ese caso. Lo que hay es que tener la valentía de llevarlo para adelante".

La crisis provocada por la pandemia ha afectado mucho a los teatros ya que muchos todavía permanecen cerrados. "Ojalá otros teatros siguiesen el ejemplo del Teatro Real, pero no es fácil porque cuesta mucho dinero", admiten.

Habrá seguridad para los cantantes, para el coro, para los músicos y también para el público. Para este espectáculo se ha reducido el aforo al 66% en lugar de al 75% máximo autorizado. Todo con el fin de que los amantes del la ópera puedan disfrutar de esta obra sin correr ningún tipo de riesgo para la salud. Que siga el espectáculo contra viento y marea.

Publicidad