La imagen de las primeras fans junto al estadio Benito Villamarín la compartía el cantante en sus redes sociales.

Aquí están las primeras primerísimas #fams esperándome en el #BenitoVillamarín para el concierto del 1 de Junio en #Sevilla. Os cuido, os quiero y soy yo quién os espera. #LaGira

 

Diez días antes, con sus toldos, sillas y colchonetas estas jóvenes esperan a Alejandro Sanz que inicia, en Sevilla, "La Gira" de "El disco" por varios estadios españoles .

Hace pocos días recibía a Antena 3 Noticias en su finca en Jarandilla de la Vera (Extremadura) donde ensaya con sus músicos.

Alejandro Sanz y sus músicos llevan un mes en esta finca preparando la gira que le llevará a los grandes estadios de toda España. "Es un sitio mágico para encerrarte a preparar conciertos y sobre todo la gente se concentra mucho mejor", confiesa el artista madrileño.

Esto es algo que le viene de pequeño. Tanto ensayaba que su madre le rompió literalmente la primera guitarra en la cabeza: "Me levantaba y me ponía a tocar la guitarra y ya un día no aguantó más y me pegó con la guitarra y yo le puse una 'fotito' detrás para poder ir a clases de guitarra", cuenta Alejandro Sanz.

Son tantos los años que lleva en el escenario que incluso ha vivido el paso de los mecheros en los años 90 a los móviles y los flashes en cada actuación y asegura que seguirá hasta que "sean espadas láser". Al respecto de esto, confiesa que cambia mucho la perspectiva porque "la gente no presta tanta atención al escenario, lo ven todo por la pantalla".

 

Lo que su público no ve, ni en directo ni a través de la pantalla, es que antes de salir a actuar se santigua siete veces, un gesto que repetirá el próximo uno de junio en el Estadio Benito Villamarín.