Un suicidio frena la prueba de la vacuna de Sinovac contra el coronavirus en Brasil

Publicidad

Coronavirus

El perfil de los pacientes que sufren coronavirus persistente: mujer joven cuyos síntomas pueden durar hasta 6 meses

El coronavirus persistente es más habitual en mujeres jóvenes y los síntomas van desde el cansancio y agotamiento físico, hasta dolor de cabeza y muscular o asfixia.

En resumen

Anna Kemp tiene 43 años y lleva seis meses sufriendo las secuelas provocadas por el coronavirus. Los síntomas van desde el cansancio y agotamiento físico, hasta dolor de cabeza y muscular o asfixia. Ella forma parte del perfil de paciente covid persistente, un fenómeno que dificulta el desarrollo de la vida con normalidad. Anna se contagió durante la primera ola de la pandemia y ahora reconoce que su vida "se ha reducido a los mínimos", pero no es la única.

Paciente covid persistente

Una encuesta realizada por la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y los colectivos de afectados Long Covid ACTS entre el 13 de julio y el 14 de octubre, determina que la mayoría de las personas que sufren secuelas por el coronavirus son hombres mayores de 65 años. Sin embargo, las mujeres jóvenes son las que experimentan lo que se conoce como 'covid persistente'.

El estudio, que analiza los datos de la primera ola de la pandemia del coronavirus, advierte de que estos pacientes pueden tener una media de 36 patologías diferentes y la persistencia media es de 185 días, más de seis meses. Según explica Pilar Rodríguez Ledo, responsable de investigación, "ha habido una parte de muy importante de personas que no han tendido acceso a las pruebas".

Hasta 200 síntomas persistentes

El análisis confirma que existen hasta 200 síntomas persistentes, aunque son 87 los más frecuentes entre este tipo de pacientes. Los más repetidos, el cansancio extremo, malestar general, dolor de cabeza, bajo estado de ánimo, falta de aire o disnea, déficit de atención, ansiedad o febricula. Las áreas más afectadas tienen que ver con las alteraciones neurológicas, problemas psicológicos y emocionales, alteraciones digestivas y cardiovasculares. Los datos determinan que para al 74,65% de los afectados, las actividades de ocio resultan un esfuerzo casi imposible de realizar.

La soledad es la gran enemiga

Anna Kemp ha manifestado su temor a que la falta de información y atención por parte de las instituciones les convierta en estigmatizados y tengan que enfrentarse a la soledad. Para ella sería como perder todo "lo que te define y te sostiene".

Publicidad