Cepillarse el pelo

Publicidad

Ciencia

Nuestro pelo puede servir para descubrir cuánto dinero tenemos o qué comemos, según un estudio

Cuánto dinero tenemos o qué comemos. Cosas tan complicadas como esas se pueden averiguar solo fijándose en nuestro pelo. Así lo han demostrado unos investigadores de la Universidad de Utah.

El pelo podría servir para obtener información sobre lo que comemos, cuánto dinero tenemos o qué riesgos entraña para nuestra salud llevar según qué tipo de hábitos. Así lo ha demostrado un estudio publicado en 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

Los Investigadores de la Universidad de Utah estudiaron muestras de pelo recogidas en cubos de basura de algunas peluquerías de 65 ciudades de Estados Unidos para comprobar cómo eran sus dueños y elaborar perfiles dependiendo de cada tipo de pelo. Los investigadores descubrieron que los pelos cortados son una fuente de datos sobre los patrones de alimentación en esas comunidades.

Además, tras analizar los aminoácidos de estos cabellos, el equipo pudo ver de dónde venían las proteínas de la dieta. Así es como algunos estudios han descubierto, que la carne alimentada con maíz y las proteínas vegetales producen registros únicos y distintivos en las muestras de pelo.

También, utilizaron estos patrones dietéticos para predecir de manera aproximada el precio del corte de cabello que se les hizo a los propietarios de estos cabellos. Los niveles más bajos de carbono en el pelo indican un mayor nivel de vida, lo que generalmente significaba un corte más caro, y viceversa.

Por último, los investigadores encontraron que estos patrones dietéticos derivados de las muestras de pelo podrían indicar en general los riesgos de salud de las personas de cada comunidad. Por ejemplo, las personas cuyo pelo vivió una dieta basada en la carne tenían más probabilidades de vivir en zonas con mayores tasas de obesidad y enfermedades cardiovasculares, según estudios anteriores.

Publicidad