Ha sido hija única y heredó todo un imperio. Cuantificar la fortuna de Cayetana de Alba es difícil. La revista Forbes, en su ranking de poderosos, calcula el patrimonio de la aristócrata en 3200 millones de euros, muy lejos de los 22 mil del propietario del imperio Inditex, Amancio Ortega. La Duquesa se coloca en el quinto puesto de los más ricos de España.

Dicen de ella, que podría cruzar la península de norte a sur sin abandonar sus fincas. Sólo en tierras posee 34 mil hectáreas valoradas en 200 millones de euros. Es decir 340 kilómetros cuadrados, más o menos media isla de Lanzarote.

Su patrimonio incluye palacios y castillos repartidos por toda la geografía. Entre ellos, el Palacio de Monterrey, en Salamanca, o el de Dueñas, en Sevilla, con una superficie de casi 10 mil metros cuadrados y un precio de 30 millones. Algo más económico, 20 millones, es el de Liria, en pleno centro de Madrid. Y de las paredes de todas estas moradas cuelgan valiosas obras de arte, entre ellas un Goya de más de 24 millones de euros.

Esta grande de España se confiesa amante del arte y de los libros. Tiene una biblioteca, valorada en 20 millones y medio de euros con más de 30 mil volúmenes y un archivo histórico tasado en 41 millones. Tesoros únicos como los 21 documentos autógrafos de Cristóbal Colón. Se dice que una sola de esas cartas podría alcanzar en una subasta hasta seis millones de euros. O los dos millones y medio que cuesta la primera biblia en Castellano que posee.

Parte de toda esa fortuna está ahora en manos de sus seis hijos. La Duquesa de Alba la ha repartido para poder casarse. Alfonso Díez, su marido desde hace unas horas, renunció a todo este gran legado.