Jennifer Aniston está harta de la presión mediática a la que se ve sometida constantemente. La actriz ha concedido una entrevista a la revista InStyle en la que se ha mostrado tajante sobre sus sentimientos cinco meses después de su separación de Justin Theroux.

“Jen no puede mantener un hombre” o “Jen rechaza tener un bebé porque es egoísta y está comprometida con su carrera”, son algunos de los prejuicios que tiene que escuchar constantemente. Pero lo que los medios no saben es cómo afecta esto tanto a ella como a su expareja, ya que es un tema sensible para ambos, además de desconocer el proceso médico y emocional por el que Jen ha tenido que pasar en los últimos meses.

Está harta de que proyecten de ella una imagen de mujer con el corazón roto ya que, tal y como el exmatrimoino señaló en el comunicado que emitieron: “Se trata de una decisión mutua y hecha con amor”. “Cuando una pareja se separa en Hollywood, es a la mujer a la que se desprecia. La mujer queda triste y sola. Ella es el fracaso”, declaró.

Además de que siempre se le cuestione el hecho de que no haya sido madre: “Existe una presión en las mujeres para ser madres (...) Quizá mi propósito en este planeta no es el de procrear”.