La relación entre Neil Patrick Harris y David Burtka está pasando por un mal momento y una infidelidad por parte del actor podría empeorar mucho las cosas. Según el medio InTouch, Neil intentó ligar con un hombre en un bar.

"Neil, que iba de incógnito con una gorra de béisbol, se detuvo junto a nuestra mesa y le hizo una propuesta a mi amigo. Le dijo: 'Oye, eres realmente sexy. ¿Puedo darte mi número?' y, 'Ven a mi hotel más tarde'", aseguró una fuente a dicho medio. "Mi amigo, que es fanático de Neil, le dijo: 'Estoy confundido. ¿No estabas casado?' a lo que él le respondió: 'Mi matrimonio no está funcionando'", añade.

Hace tiempo que los rumores de separación persiguen a la pareja pues hace meses que están en crisis. De hecho, el pasado mes de abril el chef confesó que han acudido a un profesional para superar sus problemas. "No es fácil estar en una relación. Vamos juntos a terapia de pareja", decía el chef. Y añadía: "No es que haya nada malo, pero es agradable hablar con un mediador".

Según fuentes cercanas a la pareja, los dos son personas muy diferentes pues a Neil le encanta salir y es muy sociable mientras que David es mucho más casero. "Se aman y a sus hijos (los gemelos de siete años, Gideon y Harper), pero quieren que su relación y sus vidas sean más agradables", aseguraba la fuente.

El representante del actor ha desmentido que tengan problemas matrimoniales o que Neil le haya sido infiel a su marido, alegando que el actor tiene problemas más importantes que tratar. Sin embargo, la pareja tiene que hacer frente a la decisión de David de dejar de beber alcohol. Una importante decisión que en vez de fortalecer su matrimonio les ha distanciado aún más.

Sin embargo, el divorcio no es una opción que se tomen a la ligera, no sólo porque son un ejemplo para toda la comunidad gay, sino porque se quieren mucho y quieren a sus hijos. Les gusta la familia que han formado y por eso están intentando arreglarlo. La pareja lleva 14 años juntos y 4 casados y tienen dos hijos en común.