Brody Jenner está a punto de pasar por el altar junto a su prometida Kaitlynn Carter en Bali. A la boda está prevista que asista su padre Caitlyn Jenner pero las que seguro que no van a estar son Kylie y Kendall Jenner. Las hermanastras de Brody no han sido invitadas a la boda porque el novio las ve más como unas Kardashian que como Jenner, pese a sus apellidos.

No es un secreto que a Brody no le caigan bien las hermanas Kardashian, hay declaraciones suyas en las que ha llegado a asegurar que ellas "no son mi familia". Entre otras muchas cosas, Brody no quiere que asistan sus hermanas porque según cuenta una fuente a HollywoodLife.com: "No quiere que su día especial se convierta en un circo". En palabras de su círculo más cercano: "Para él sería el infierno".

Sin embargo Brody si que tiene una relación muy estrecha con su padre Caitlyn Jenner y por eso sí que asistirá al enlace. Brody ha sido uno de los grandes apoyos de su padre en su proceso de transformación, lo que ha hecho que entre ellos exista una gran complicidad.