Tras revelarse la tremenda crisis por la que están atravesando Kylie Jenner y el padre de su futuro hijo, el rapero Travis Scott, después de que la menor de las Jenner haya tenido conocimiento de las supuestas infidelidades del rapero durante su embarazo, la matriarca del clan, Kris Jenner, ha tomado medidas.

Según publica HollywoodLife.com, Kris está muy enfadada con Travis por cómo se está portando con Kylie y con el resto de la familia: "Kris está furiosa con Travis por su actitud descuidada con Kylie. Kris nunca ve a Travis por ahí y cuando lo ve, Travis no parece estar muy presente o involucrado con la familia".

"Kris le ha dejado claro a Travis que Kylie se merece más de él. Kris también le dijo a Travis que ella es la jefa de la familia, que lo está vigilando de cerca y que es mejor que no haga daño a su hija menor. Kris terminó de advertir a Travis diciéndole que, a pesar del estado de su relación con Kylie, es mejor sea un padre más presente cuando llegue el bebé", añade dicha fuente al citado portal.

¿Cambiará ahora la actitud del rapero?