Después de haber dado a luz a su primera hija con Tristan Thompson en abril, Khloé Kardashian ha comentado lo mucho que le ha costado regresar a su antigua figura.

Y es que hace unos días su hermana, Kendall Jenner, publicó un Storie de ella donde se le veía una tripa completamente plana, a lo que ella respondió que la foto no mostraba cómo su cuerpo se veía en realidad.

En numerosas ocasiones, la menor de las Kardashians ha dejado ver cómo envidia la figura de sus hermanas con comentarios en sus fotos de Instagram.

Ahora parece que todo esfuerzo está teniendo fruto porque la celebrity ha compartido: "¡He perdido 15 kilos! Estoy impresionada de haber perdido tanto peso tan rápido". Y a eso le añade que "la combinación de amamantar y ser muy activa durante y después del embarazo" ha sido la clave de su figura.