En plena celebración del 4 de julio, Kendall Jenner graba a su hermana Khloé Kardashian tomando el sol con un bikini amarillo. Este vídeo genera todo tipo de comentarios de los fans. Y es que, ¡está como si nada! Su tripa está completamente plana, quién diría que ha sido madre hace apenas tres meses.

Después de salir a la luz las imágenes de la infidelidad de Tristan Thompson, Khloé Kardashian aprendió que si quiere decir algo, es mejor postearlo en redes sociales. La menor de las hermanas Kardashians, tras la polémica que generó este vídeo, no tuvo reparos en pronunciarse y afirmó en su cuenta de Twitter que la imagen en bikini no mostraba cómo su cuerpo se veía en realidad: "Acabo de ver que Kendall publicó un video donde aparezco en bikini… Gracias a Dios que ella sabe de ángulos LOL porque no luzco como me vi en ese video. LOL, estar acostada cambia el juego. Tenía una hora para pasar tiempo con Kenny mientras True dormía la siesta", tuiteó Khloé Kardashian este martes".