Aunque Vanessa Hudgens siempre ha lucido una figura estupenda, tras su papel en 'Gimme Shelter ' en 2013, el cual le obligó a coger peso, la actriz era incapaz de perder esos kilos que, según ella, le sobraban.

Ahora, tras seguir un importante régimen bajo en carbohidratos, complementado con una estricta rutina de ejercicios, Hudgens ha recuperado de nuevo la figura que quería y se ha convertido en portada de la edición de mayo de Women's Health.