Raquel Perera quiso que sus dos hijos, Alma y Dylan, tuvieran un cumpleaños inolvidable y montó un fiestón por todo lo alto. Pero no solo para ellos, sino también para Manuela, la hija de Alejandro Sanz y Jaydy Michel, que acaba de cumplir 18 años.

Raquel se encargó de que no faltara detalle y es que el evento parecía una gran feria donde había atracciones, puestos de donuts y patatas y hasta una tarta personalizada para cada uno de ellos.

Sin embargo, a juzgar por las imágenes que Raquel ha compartido en sus stories, la gran ausencia fue la del propio Alejandro. Y es que tras confirmase su separación, que hicieran oficial compartiendo una imagen familiar junto a un misterioso texto, ambos están volcados en sus pequeños.

De hecho hace unos días veíamos que el cantante compartía un tierno vídeo tocando la guitarra con su hijo Dylan. A pesar de que entre ellos tengan sus diferencias, quieren lo mejor para sus hijos, que ahora más que nunca es lo que más les preocupa.

Seguro que te interesa...

Lo que hace Alejandro Sanz tras su separación de Raquel Perera