Marta López fue una de las cinco finalistas del certamen de Miss World Spain 2019. La novia de Kiko Matamoros representaba a Miss World Jaén, y en Melilla, lugar donde tuvo lugar el concurso de belleza, fue nombrada como la participante con ‘Mayor apoyo social en redes sociales’.

Marta tuvo que enfrentarse también a las preguntas del jurado, donde vivió su momento más surrealista del concurso. Cuando le preguntaron: "Si tuvieras que encontrar una cura para una enfermedad, ¿cuál sería?", su contestación dejó muy confundido a todo el mundo.

"Si tuviera que elegir una enfermedad sería el mal. Que es una enfermedad que está presente a lo largo de la historia. Si el ser humano no tiene la capacidad de expresar su bondad como quisiera. Es la parte negativa de la sociedad", comenzó diciendo Marta.

Pero la cosa no acabó ahí: "El mal es la enfermedad que el progreso trae y está en nuestras manos curar esa maldad con la bondad". Una profunda y extraña reflexión que, para muchos, le llevó a perder puntos de cara a conseguir el título.

La influencer y modelo estuvo acompañada por Kiko, que ya recuperado de la urgente intervención a la que se tuvo que someter tras ser diagnosticado de un tumor de vejiga, quiso estar al lado de su chica en un momento tan importante para ella.

Seguro que te interesa...

Sale a la luz el resultado de la biopsia de Kiko Matamoros