María Pombo acaba de verse envuelta en una gran polémica después de que una seguidora haya denunciado su mala actitud en un encuentro que tuvieron, y es que según ha contado la usuaria en cuestión, la influencer fue muy borde y brusca con sus amigas.

"Delante de las cámaras hace como que quiere mucho a sus fans, y unas amigas un día se la encontraron en un sitio y le pidieron una foto y ella empezó a gritar: ¡qué me dejéis en paz, coño!", relataba en su Instagram Stories después de que le preguntaran por qué había dejado de ser fan de la joven.

Unas duras críticas ante las que María no ha tenido más remedio que defenderse, asegurando contar su "lado de la historia": "Nunca lo suelo hacer cuando pasan estas cosas, pero esta sí que ya me ha parecido de Oscar", ha comenzado explicando. "He podido tener mejor o peor día, pero de ahí a ser borde, jamás, y menos gritando".

Además, la propia influencer ha reconocido que solo ha habido una ocasión donde no ha podido lidiar con la situación debido al agobio y fue en la Feria de Sevilla. "Es la primera vez que lloraba del agobio. Principalmente me fui por no poder atender a todo el mundo como a mí me gustaría", ha terminado explicando.

Seguro que te interesa...

María Pombo brilla con el vestido de invitada perfecto en la boda de su hermana Marta