LA MATRIARCA DE LA DROGA

LA MATRIARCA DE LA DROGA

Pendientes del juicio a la mayor traficante de drogas

Es el juicio más importante contra el narcotráfico de la historia de Baleares. La Paca se enfrenta hoy a la justicia. Hacemos un repaso a los delitos de los que se le acusa.

La Paca se enfrenta hoy a la justicia, pero también todo su clan: estamos hablando de unas 50 personas entre hijos, hermanos y familiares.

Una auténtica narcotelaraña tejida por ella y los suyos. Un gran negocio por el que, según la Fiscalía deberá pagar 19 años de prisión  y 900.000 euros de multa. Es la pena para La Paca acusada de un delito contra la salud pública y dos de recetación.

Pero la matriarca está en prisión y cumple condena por la mayor detención ilegal, blanqueo de capitales, cohecho, amenazas e inducción al falso testimonio. En palabras de los investigadores ella dirigía la más eficiente organización destinada a la venta y distribución de cocaína, heroína y resina de cannabis en Mallorca. En total 9 clanes identificados por el equipo de inteligencia de la Guardia Civil encargados de organizar el transporte en avión y en barco de las partidas de la droga. Su destino, Barcelona y desde allí, eran trasladados a Son Banya, el mayor supermercado de la droga. Los alijos sumaban hasta 10 kilos y cuando llegaban aquí al poblado chabolista los secuaces de la Paca se encargaban de mezclarlos y adulterarlos para conseguir más dosis. De la venta se encargaba la otra parte de la red. Un grupo de sudamericanos que en turnos de día y de noche se repartían en casas y locales de Son Banya.

El primer golpe a la organización se dio en 2001. El clan había blanquedo 18 millones de euros, La Paca contaba con un patrimonio de 29 inmuebles. El valor de todo era de 7 millones de euros. Los investigadores encontraron grandes cantidades de efectivo bajo tierra. Junto a la cuadra de sus 11 caballos de carreras la Paca guardaba 7 kilos de joyas 6 cajas con 40 millones de euros y, en el banco, 750 mil euros en cuentas corrientes.

Pero entre su historial delictivo están la práctica de la extorsión y la tortura. Quien roba a La Paca lo paga. Es el caso de dos toxicómanos que le quitaron más de dos millones de euros y se encargó de que fueran secuestrados y torturados. Recuperó una parte del dinero y se enfrentó a un juicio cuya condena fueron 30.000 euros de multa.

Delitos todos que la reina del poblado de Son Banya cometía ayudada por su familia. Sus hermanos, sus hijos y un grupo de colaboradores a su alrededor que suman hasta las  50 personas.

La Paca llevaba un estilo de vida... curioso. Vestía ropa barata, pero llevaba joyas muy ostentosas. Iba siempre cubierta de oro para que todo el mundo supiera quién mandaba. Y cuando su clan celebraba una boda, La Paca era más protagonista que los propios novios.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.