EN MADRID ESTÁ EL MAYOR DISTRIBUIDOR DEL MUNDO

EN MADRID ESTÁ EL MAYOR DISTRIBUIDOR DEL MUNDO

El millonario negocio de la venta de pelo se dispara con la crisis

Muchos españoles recurren a su pelo para sacarse un extra y llegar a final de mes. Con hijos a su cargo o tras haber agotado el paro ven en la melena que guardaban un pequeño respiro. Se trata de un sorprendente negocio que mueve millones. En Madrid está el mayor distribuidor del mundo.

La crisis aprieta y la búsqueda de alternativas para obtener un dinero extra lleva cada vez a más personas a vender su cabello. Muchas personas han convertido a su pelo en una fuente de ingresos alternativa al paro. Se trata de un negocio en auge que mueve millones de euros. El mayor distribuidor de pelo del mundo está en España, concretamente en Madrid. En esa fábrica entran y salen cada día kilos y kilos de pelo que convertidos en extensiones o en pelucas, viajan por medio mundo. Yolanda Delgado dirige esta empresa familiar desde la jubilación de su padre, al que se le llamaba "el rey del pelo". "Tenemos el mayor almacén de pelo natural del mundo en cuanto a variedad", nos confirma. "El pelo de más calidad es el europeo, pues tiene una mayor variedad de colores", dice.

Tras unos años en los que la empresa se dedicaba a adquirir el pelo a otros países, ahora han retomado la vieja costumbre de comprarlo directamente a particulares pues desde el inicio de la crisis, los españoles vuelven a vender sus cabelleras. Reciben material de cualquier parte del país, lo tratan y lo exportan a todo el mundo. El negocio mueve millones de euros al año y además se benefician también peluquerias y tiendas de extensiones. "Unos 100 gramos de pelo puede costar en torno a 400 euros, ya tratado y colocado. Yo le he comprado en torno a 60 euros", nos dice un peluquero.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.