LA PRODUCTORA DE PABLO IGLESIAS, LO NIEGA

LA PRODUCTORA DE PABLO IGLESIAS, LO NIEGA

El dueño de Canal 33 asegura que Pablo Iglesias cobró sin pagar el IVA

Hemos hablado con Enrique Riobóo, el propietario de la televisión local Canal 33 que ha denunciado que ha pagado en B parte de los trabajos que la productora de Pablo Iglesias hizo para su canal. "Me pidió que cuantas menos facturas hubiera mejor".

El diario "El Economista" se hacía eco de una denuncia de Enrique Riobóo, propietario de la cadena de televisión Canal 33, en la que aseguraba que la productora de Pablo Iglesias cobraba en negro los trabajos que realizaba para su emisora de televisión. Enrique Riobóo, fundador y propietario del Canal 33, tenía un acuerdo comercial para que el líder de Podemos emitiera su tertulia "La Tuerka" en su televisión. Un programa que presentaba y coordinaba. Riobóo asegura que, entre finales de 2012 y principios de 2013, estuvo abonando 2.000 euros al mes a producciones CMI, la asociación cultural y sin ánimo de lucro que había creado Iglesias. De esa cantidad, 500 euros se pagaban con factura pero los 1500 restantes eran en B. La productora de Pablo Iglesias, CMI, ha emitido un comunicado en el que asegura que están al "corriente de sus obligaciones tributarias" y adjuntan un certificado de la Agencia Tributaria.

Enrique Riobóo, el propietario de Canal 33 ha hablado para Espejo Público y nos ha explicado su relación laboral con Pablo Iglesias y su productora. "Cuando estábamos en la Puerta del Sol cubriendo las protestas del 15 M se me acercó y se presentó como profesor universitario que tenía una tertulia y quería pasar a hacerla en Canal 33. Llegamos a un acuerdo económico de 0 euros. Él se encargaba de la parte artística, es decir de los invitados, y nosotros solo le dábamos el soporte técnico. Le dije que nos hacía falta un patrocinador y un día llegó con la propuesta de que la televisión pública iraní quería establecerse en España. Pablo ya había llegado a un acuerdo con ellos que le pagaban 3.000 euros a la semana. Me dijo que yo tenía que distribuir los programas de la televisión pública iraní y que llegara a un acuerdo económico con ellos. Me advirtió que él se llevaría el 40 por ciento de comisión". Según el relato de Riobóo, Pablo Iglesias era consciente de que lo que tenía era una asociación cultural sin ánimo de lucro. "Somos una asociación cultural y cuantas menos facturas haya, mejor. Queremos una pequeña parte en A, porque tiene que estar documentada, y el resto en B".

Amador Ayora es director de El Economista, el medio que ha destapado unas presuntas irregularidades de la productora de Pablo Iglesias, ha visitado Espejo Público. "Si él exige limpieza a los demás, debe aplicársela también. Pablo Iglesias tiene que jugar limpio", asegura.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.