RAÚL GARCÍA INVESTIGA LA ECONOMÍA SUMERGIDA EN EL SECTOR DEL CALZADO

RAÚL GARCÍA INVESTIGA LA ECONOMÍA SUMERGIDA EN EL SECTOR DEL CALZADO

Desvelamos las pésimas condiciones de las trabajadoras del calzado en Elche

En Elche la industria del calzado ha sido desde siempre el motor económico. Nuestro compañero Raúl García ha investigado las precarias condiciones en las muchas mujeres trabajan. Una ilegalidad que en muchos lugares es aceptada como algo totalmente normal.

Las aparadoras realizan una parte importante en la confección del calzado. Se trata de coser y pegar los parches de cuero para luego darle forma a los zapatos. Lo realizan principalmente mujeres, en su propia casa y sin ningún tipo de contrato laboral. Casi todas estas mujeres trabajan para empresas españolas. "Trabajo para quien me trae faena. Lo llevo haciendo toda la vida", asegura una de esas trabajadoras. Es consciente de que no tendrán jubilación y que es algo muy habitual en Elche. "Si no lo hago yo, hay 25 que lo hacen", dice.

Laura, una ex aparadora reconoce en Espejo Público que se trata de una práctica muy extendida en toda la comarca de Elche. Por su parte, los fabricantes admiten que no saben si los talleres que ellos contratan cometen alguna ilegalidad con sus trabajadores.

Algunos de esos talleres trabajan con nocturnidad y alevosía. Raúl García ha acompañado a la policía en una redada de un taller clandestino. "Solo podemos actuar si hay una denuncia de por medio", aseguran los agentes. Las condiciones en las que estas personas trabajan son infrahumanas.

Más noticias

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.