SEGÚN INFORMA EL GOBIERNO DE ARAGÓN

SEGÚN INFORMA EL GOBIERNO DE ARAGÓN

Aplazan la decisión de evacuar Pina del Ebro después de que la avenida frenase su fuerza

La crecida del Ebro hizo que en Zaragoza llegara hasta los seis metros de altura pero ahora el caudal está descendiendo. Además han aplazado la decisión de evacuar Pina de Ebro. Los estragos de la crecida todavía se notan en las calles de Cabañas de Ebro que todavía permanecen anegadas aunque la altura del agua ya está bajando y los 900 habitantes de Boquiñeni siguen sin poder volver a sus casas.

La avenida del río Ebro está frenando su fuerza antes de llegar a la localidad zaragozana de Pina de Ebro, según ha informado el Gobierno de Aragón.

En este contexto, Protección Civil en colaboración con el Ayuntamiento de Pina de Ebro y con los técnicos del operativo coordinado por el CECOP, han acordado aplazar la decisión sobre la posible evacuación preventiva del municipio.

Esta decisión se debe a que se está frenando la fuerza del río a su paso por la zona, aunque los técnicos recomiendan concretar aún más los datos antes de tomar una decisión definitiva. Por otra parte, se ha adoptado la decisión de romper una mota agraria en el término municipal de Quinto de Ebro para que el caudal del río se derive hacia fincas agrícolas y, de esta forma, aminorar el volumen de agua que discurre por el cauce.

En la Ribera Alta, entretanto, continúa el operativo de vigilancia y control y los vecinos de las localidades afectadas que no habían vuelto a su municipio, como Boquiñeni, ya están accediendo a sus casas.

En Nuez de Ebro la crecida ha roto la mota de contención afectando a varias cabezas de ganado y a un gran número de campos de cultivo. La alcaldesa de Nuez de Ebro, Dora Miguel, ha indicado que la mota comenzó a agrietarse en varios puntos en la tarde de este domingo, circunstancia que se ha hecho más notoria a lo largo de este lunes, según le han comunicado los propios agricultores.

Al estar toda la zona anegada por el agua, "no se pueden llevar a cabo tareas de reconstrucción de la mota", ha indicado la alcaldesa, quien espera que la crecida "no afecte a la población y al casco urbano de la localidad", dada la distancia que hay desde el núcleo urbano al río.

Por su parte, tanto los campos de cultivo como la urbanización Casas de los Huertos del municipio de Alfajarín, a escasos kilómetros de Nuez de Ebro, continúan anegados por el agua de la crecida.

Así lo ha explicado su alcalde, Francisco Berge, quien ha dicho que "parece que el cauce del río tiene ahora otro totalmente distinto". La situación, a su juicio, "no afectará al casco urbano de la localidad".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.