ADEMÁS SE UTILIZAN NUEVAS TÉCNICAS

ADEMÁS SE UTILIZAN NUEVAS TÉCNICAS

Los robos a hogares son más frecuentes en el Mediterráneo y en Madrid y durante los meses de invierno

Junto a los métodos tradicionales, la policía ha detectado el uso de dispositivos como inhibidores de frecuencia o cámaras instaladas en las mirillas de las puertas. Solo el año pasado se produjeron 80.000 robos en viviendas, que costaron a las aseguradoras cerca de 300 millones de euros.

Los robos en viviendas son más frecuentes en el litoral mediterráneo y en Madrid y el momento del año que prefieren los ladrones para actuar son los tres meses de invierno, aunque sin olvidar agosto, cuando también ocurren muchos de estos siniestros.

Así lo ha explicado la presidenta de la patronal de las aseguradoras españolas, Unespa, Pilar González de Frutos, durante la presentación de la Memoria Social del Seguro correspondiente a 2015, un informe que cumple su decimotercer aniversario y con el que el sector quiere trasladar a la sociedad el valor añadido que genera su actividad.

La provincia donde se dan los asaltos más graves a las viviendas es Orense, donde son el 82,41% más graves que en el resto de España, seguido de Murcia (73,33%) y de Almería (58,41%).

Los lunes y los viernes son los días en los que se producen más robos, mientras que los fines de semana la actividad decae un poco, en contra de los mitos que existen sobre esto, explicó la presidenta de Unespa, que aclaró, sin embargo que "no hay ninguna fecha en la que se pueda bajar la guardia, porque los ladrones no descansan nunca".

Las aseguradoras españolas pagaron en total 291 millones de euros a sus clientes en 2014 en concepto de indemnizaciones por robos en hogares.

Además los ladrones se apuntan a las nuevas tecnologías para asaltar un domicilio. Inhibidores de frecuencia para inutilizar alarmas de seguridad. Incluso llegan a sustituir la mirilla de la puerta por una microcámara y así controlar los movimientos dentro de la vivienda. Casi 80.000 viviendas fueron asaltadas el año pasado.

Los métodos más tradicionales como forzar una cerradura, utilizar una ganzúa o entrar por una ventana abierta, son habituales sobre todo en zonas de costa. Una recomendación es no descuidar la vigilancia en el mes de agosto, especialmente los sábados. Es el día preferido por los ladrones.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.