LA FAMILIA HABÍA DENUNCIADO SU DESAPARICIÓN

LA FAMILIA HABÍA DENUNCIADO SU DESAPARICIÓN

Un joven, en estado crítico tras quedar desmayado 36 horas dentro de un bus

Sufrió un desmayo en la última fila del autobús que cubría la línea entre Huesca y la población de Sariñena. La víctima subió al autobús el pasado viernes y fue localizado en la mañana del domingo. El joven de 20 años, que padece diabetes,  se subió al autobús para regresar  a su domicilio familiar en la localidad de Sena después de visitar a una amiga en Huesca. Tras descartar distintas hipótesis la Policía se puso en contacto con el conductor del autobús que encontró al chico.

Un joven de 20 años permanece ingresado en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Jorge de Huesca, tras permanecer desmayado más de 36 horas en los asientos de la parte trasera de un autobús que cubre la línea entre la capital oscense y la población de Sariñena.

El joven, que padece diabetes, fue localizado la mañana del domingo, por el conductor del autobús, que se encontraba aparcado en el recinto ferial de Sariñena (Huesca), con el que había contactado la policía tras denunciar la familia su desaparición. La víctima subió al autobús a las 19.00 horas del pasado viernes para regresar a su domicilio familiar en la localidad de Sena, pero ya no estableció más contactos ni con la chica con la que había estado en Huesca ni con sus padres, han informado fuentes de la investigación.

Al parecer, el joven chateó en diversas ocasiones con su amiga a través de una red social durante el trayecto, pero posteriormente ya no llamó para informar de su llegada a su casa. A la mañana siguiente, según las fuentes, la amiga, ante la imposibilidad de contactar con el joven, telefoneó a los padres de éste y les preguntó si estaba en casa.

Los padres, después de hacer diversas gestiones para localizar a su hijo, decidieron finalmente denunciar su desaparición en la comisaría de policía de Huesca, cuyos responsables iniciaron de forma inmediata las pesquisas para la localización. Sobre las 10.30 horas del domingo, tras descartar diversas posibilidades sobre el paradero del joven, los agentes lograron contactar con el conductor de autobús de línea y le preguntaron si se había asegurado de que no había quedado ningún viajero en el interior del vehículo.

El conductor se acercó al autobús, que había estacionado junto al recinto ferial de la localidad de Sariñena al estar fuera de servicio hasta el lunes siguiente, y comprobó que el joven estaba desmayado en la última fila de asientos del vehículo. 

Tras llamar a los servicios de emergencias médicas, el joven fue trasladado en estado muy grave a la UCI del Hospital San Jorge de Huesca, en el que permanece ingresado desde la mañana de ayer en estado crítico.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.