DURA MEINTRAS SE ACOSTUMBRAN AL BEBÉ

DURA MEINTRAS SE ACOSTUMBRAN AL BEBÉ

Los hombres sufren una fuerte bajada de testosterona con su primer hijo

El hecho de que los padres primerizos sean más fieles tiene ahora su explicación científica.

No es una pérdida definitiva, dura el tiempo que tarda la mente en acostumbrarse a tener un bebé en casa.

Un grupo de antropólogos estadounidenses ha comprobado que los hombres en estas circunstancias se vuelven menos interesados en el sexo.

Además, son más prudentes frente al riesgo y menos agresivos, circunstancias, todas, que favorecen el cuidado de los hijos y la estabilidad de la pareja.

Y otro dato curioso, la investigación también ha descubierto que los hombres que tenían niveles más altos de testosterona a los 21 años tenían también más probabilidades de formar familia cinco años más tarde.

Los mas vistos

Venus Gillette

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.