SEGUNDO CASO EN EL PAÍS EN UN AÑO

SEGUNDO CASO EN EL PAÍS EN UN AÑO

Un taiwanés muere en un cibercafé tras estar más de 24 horas jugando

El fallecido solía jugar con frecuencia 24 horas seguidas en el cibercafé, casi siempre a un juego de combate, y en esta ocasión llegó tarde por la noche. Cuando ya llevaba unas 36 horas, se acercaron para despertarle pero notaron que su cuerpo estaba rígido y frío, y llamaron a una ambulancia, si bien ya había muerto. "A su lado había otros clientes y todos pensaron que estaba durmiendo, porque es una costumbre habitual para muchas personas que pasan días enteros en cibercafés", añadió un empleado.

Varias personas utilizan los ordenadores de un cibercafé para conectarse a Internet en Pekín
Varias personas utilizan los ordenadores de un cibercafé para conectarse a Internet en Pekín | EFE

Un taiwanés apellidado Chen, de 58 años, murió en un cibercafé tras jugar más de 24 horas seguidas a un famoso juego de combates, probablemente debido a un paro cardíaco, informaron fuentes de la empresa. El finado solía jugar con frecuencia 24 horas seguidas en el cibercafé, casi siempre a un juego de combate, y en esta ocasión llegó tarde por la noche y a los dos días se percataron de que estaba muerto, explicó un empleado del lugar.

"A las 24 horas de haber comenzado a jugar notamos que estaba dormido y pensamos que estaba descansando y no quisimos despertarle, aunque ya había superado las horas por las que había pagado", dijo el trabajador. Al día siguiente por la mañana, cuando ya llevaba unas 36 horas en el cibercafé, los empleados se acercaron al hombre para despertarle, pero notaron que su cuerpo estaba rígido y frío, y llamaron a una ambulancia, si bien ya había fallecido. "A su lado había otros clientes y todos pensaron que estaba durmiendo, porque es una costumbre habitual para muchas personas que pasan días enteros en cibercafés", añadió el empleado.

Un portavoz de la comisaría de policía del distrito Zhongzheng, donde ocurrió el suceso, dijo que las investigaciones preliminares evidencian que se trata de un caso de muerte accidental, debido a un paro cardíaco u otra afección del corazón.

Ésta ha sido la segunda muerte de un jugador en un cibercafé de la isla en el último año. Una mujer de 37 años apellidada Chu murió el 23 de agosto de 2015 en la ciudad norteña de Hsinchu mientras se recreaba en uno de estos lugares de juego. Los cibercafés taiwaneses suelen tener pequeños cubículos para dormir, duchas y otros servicios, incluida la petición de comida, de forma que los clientes pueden prácticamente vivir en ellos.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.