RECORTES DEL 50%

RECORTES DEL 50%

Los ataques de la coalición obligan a Daesh a recortar los sueldos de sus milicianos

Los ataques de la coalición internacional han mermado la capacidad del del grupo terrorista de conseguir dinero a través del petroleo, lo cual es una de sus principales fuentes de financiación, junto a los impuestos y a la extorsión, entre otras.

Miembros del Daesh de Irak
Miembros del Daesh de Irak | EFE

El grupo terrorista Daesh se ha visto obligado a recortar el sueldo de sus milicianos en un 50% porque los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos han tenido un impacto sustancial sobre el dinero que consiguen del petróleo, ha informado el secretario adjunto para la financiación del terrorismo del Departamento del Tesoro estadounidense, Daniel Glaser.

Según ha informado Glaser, los ataques han mermado la capacidad del grupo terrorista para extraer, refinar y transportar petróleo desde el territorio que controla en Irak y Siria.

"Cuando te fijas en las dificultades que sabemos que tienen con respecto al transporte y a la extracción, creo que es justo decir que ya no son capaces de hacer dinero de la manera que solían hacerlo", ha explicado Glaser durante una conferencia en Londres.

"El Daesh ha recortado los salarios de sus milicianos en Raqqa un 50%", ha añadido. Los ataques han alcanzado también almacenes de dinero en efectivo que "literalmente han incendiado millones de dólares".

Daesh ha declarado el califato en las zonas que controla de Irak y Siria, y ha impuesto su propia interpretación de la ley islámica.

Estados Unidos estima que el grupo obtiene alrededor de 500 millones de dólares al año (450 millones de euros) del petróleo y cientos de millones más de los impuestos y de la extorsión que se suman a los cientos de millones que han conseguido de los bancos de las ciudades y localidades iraquíes de las que han tomado el control.

Pero los ataques aéreos han comenzado a tener un mayor impacto, ha añadido Glaser. También ha ayudado la decisión del Gobierno iraquí de dejar de pagar los salarios de sus empleados en el territorio controlado por el Daesh, que les suponen hasta 2.000 millones de dólares (1.800 millones de euros) al año.

Según ha explicado Glaser, el Daesh todavía tiene mucho dinero pero reduciendo sus ingresos dificultarán sus esfuerzos. "No es barato mantener un califato, no es barato mantener una guerra. Tienes que pagar a tus soldados, están en una época difícil y se lo haremos más difícil aún", ha añadido.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.