TRAS EL FRACASO EN LA INVESTIDURA

TRAS EL FRACASO EN LA INVESTIDURA

Los diputados del PSOE discrepan de si seguir o no negociando con Podemos

Diversos diputados del PSOE consideran como un obstáculo la actitud de Pablo Iglesias, para que haya un entendimiento. A la espera de ver si el Rey toma alguna decisión sobre qué candidato debe tomar la iniciativa, en las filas socialistas hay confusión sobre qué postura tiene que adoptar Sánchez hacia la formación de Iglesias.

El fracaso de Pedro Sánchez en su intento de ser investido presidente, motivado en buena medida por el voto contrario de Podemos, ha suscitado una reflexión en el seno de los diputados socialistas sobre si se deberían seguir o no negociando con la formación de Pablo Iglesias para intentar formar gobierno.

Molestos también por los insultos de Iglesias al expresidente del Gobierno Felipe González, diversos diputados del PSOE han expresado su contrariedad por la actitud del dirigente de Podemos, que han considerado un obstáculo para tratar de que haya un entendimiento.

A la espera de ver si el Rey toma alguna decisión sobre qué candidato debe tomar la iniciativa, en las filas socialistas hay confusión sobre qué postura tiene que adoptar Sánchez hacia la formación de Iglesias en la nueva fase que se abre tras la investidura. "No hay nada que hacer con Podemos. La intervención de Iglesias fue tan provocadora que no nos podemos ni sentar con ellos. Todo apunta a elecciones", reflexiona uno de los diputados que era partidario en un inicio de la coalición de izquierdas.

Uno de los portavoces del grupo parlamentario se confiesa "pesimista" ante la nueva etapa que se abre al observar que el objetivo de Iglesias "no es acabar con el Gobierno del PP, sino que es acabar con el PSOE". No obstante, se inclina por que Sánchez siga "mirando al futuro con determinación buscando acuerdos desde la moderación".

Entre los miembros del equipo negociador del PSOE, aunque se sigue con la mano tendida a Podemos y los otros partidos de izquierda, algunos de los componentes son escépticos de que el diálogo con Podemos pueda llegar a buen puerto. "No acierto a ver qué más se puede hacer. Todo está en el documento con Ciudadanos. No hay más que negociar", admite uno de los seis integrantes.

Otro de ellos tampoco ve "ninguna razón" para cambiar la estrategia mantenida en el último mes, puesto que Sánchez tiene claro que "del acuerdo con Ciudadanos no se toca una coma", sin cerrarse a que se puedan añadir a él propuestas de otros grupos que sean compatibles. "No hay nada que vaya a estar el día 6 que no esté el día 4. Muy torpes tendríamos que ser para forzar un acuerdo con unos rompiendo con otros", analizan.

Según este 'fontanero' de la negociación, Podemos tiene que dejar de jugar a dos bandas: "Si quieren elecciones, que sean honestos y lo digan. Lo que no es legítimo es ir trapicheando por ahí con temas tan serios". Entre los diputados andaluces, la percepción, según apunta uno de ellos, es que "el vértigo a las elecciones puede flexibilizar la postura de Podemos", al no tener claro que a la formación de Iglesias le interesen unos nuevos comicios debido a "sus líos internos".

El escenario que más teme este parlamentario es que el PP pueda presentar otro candidato distinto a Mariano Rajoy, lo que "metería presión" al PSOE. "La incógnita es qué va a hacer Rajoy", conviene otro diputado socialista ante la incertidumbre de quién asumirá la iniciativa en los próximos días.

Sobre Podemos, se alinea entre los escépticos al sospechar que "va a estar apretando al PSOE dos meses", si bien cree que muchos de sus electores, en especial los exvotantes socialistas, estarían más cómodos con un acuerdo.

El comportamiento de Podemos dependerá, según intuye otro diputado, del resultado que le den las encuestas ante unas posibles elecciones, porque el que los electores no les respalden "les llevaría a negociar".

En la Ejecutiva del PSOE hay voces que abogan abiertamente por retomar el diálogo con Podemos pese a las formas empleadas por Iglesias y a que "el tono faltón no es propio de alguien que quiere llegar a un acuerdo". "No hemos llegado aquí para tirar la toalla. Hay que intentarlo de nuevo. Hasta el minuto cero, no hay que levantarse de la mesa", aconseja una de las secretarias de área curtida en numerosas negociaciones. Sin embargo, otra integrante de la dirección augura que, salvo que haya un cambio de actitud, "los de Podemos abocan a unas nuevas elecciones".

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.