ELUDE HABLAR DE PREFERENTES POR SER TEMA JUDICIAL

ELUDE HABLAR DE PREFERENTES POR SER TEMA JUDICIAL

Gayoso se exculpa de la situación de NGB porque su cargo era "representativo"

El excopresidente de Novacaixagalicia, Julio Fernández Gayoso, se ha exculpado de la situación de NGB al alegar que no tuvo funciones ejecutivas, que carecía de poderes en el consejo de administración de esta entidad, y que su cargo tenía un carácter exclusivamente "institucional o representativo".

Gayoso ha recalcado durante su comparecencia ante la Comisión de Economía que no tomó "ninguna decisión personal porque no podía", y que su intención no era "rehuir responsabilidades", tal y como le han achacado algunos portavoces de los grupos parlamentarios que lo han interrogado.

Ha detallado las cifras de negocio, de morosidad y de la obra social de Caixanova, que presidió hasta la fusión con Caixa Galicia, y de la entidad resultante, Novacaixagalicia, pero ha eludido alusiones a las razones de por qué el banco derivado, Novagalicia Banco, tiene que acudir ahora a las inyecciones de capital público, y también a las participaciones preferentes.

Se ha excusado en que no tiene "legitimidad" para hablar en nombre de Novagalicia Banco y ha recalcado que "lo significativo" de la actividad de Novacaixagalicia comenzó con la segregación de su negocio financiero al banco, por lo que ha invitado a buscar, a partir del 1 de enero de 2011 -cuando se hizo efectiva la bancarización-, "los análisis y las explicaciones" de por qué ha recurrido y recurrirá al FROB.

Las explicaciones de Gayoso, que el 28 de junio dimitió del cargo a los pocos días de querellarse la Fiscalía Anticorrupción ante la Audiencia Nacional contra él y otros cuatro altos cargos de las antiguas cajas gallegas, ha suscitado la crítica generalizada de los grupos y la reflexión de la necesidad de un cambio en el formato de las comparecencias. Tras escuchar los reproches de la mayoría de los diputados sobre el sesgo "fantástico" de su relato cronológico de la evolución de Caixanova y su fusión con Caixa Galicia, y si trataba de "tomarle el pelo" a la ciudadanía, Gayoso ha evitado valorar el tema de las preferentes y las indemnizaciones millonarias pagadas a consejeros al estar ambas cuestiones "sub judice". Sobre las indemnizaciones solo ha recalcado que no cobró "ni un solo euro" cuando se jubiló hace seis años ni luego cuando se pactaron las salidas de exdirectivos de las dos cajas gallegas, y se ha remitido a la querella de la Audiencia Nacional para dar explicaciones sobre las mismas.

En cuanto a las participaciones preferentes, ha admitido que son "un problema social" con "unas consecuencias enormes", pero que no puede opinar al estar el caso en manos del fiscal general de Galicia, Carlos Varela, que ha presentado una demanda civil colectiva contra la entidad. Únicamente ha añadido sobre esta cuestión que la vía del arbitraje "puede ayudar a reenfocar" el problema y aportar "soluciones satisfactorias" para los afectados por estos productos de riesgo y para la propia entidad.

Respecto a las reticencias de Caixanova a fusionarse con Caixa Galicia, y si, tal y como le interrogaron varios diputados, hubo "presiones políticas" para llevarla a cabo, Gayoso ha indicado que "quien se oponía era el consejo" de la entidad de ahorros viguesa. Ha añadido que "volver a abrir en canal" el tema de la fusión, el informe de KPMG que la avaló y en el que se basó la Xunta para bendecirla "sería iniciar...", sin llegar a finalizar la frase, y a continuación ha subrayado que su única "preocupación" es que Novagalicia Banco "tenga éxito", algo en lo que confía por "la capacidad" de sus gestores.

En los turnos de preguntas, el socialista Miguel Cortizo ha acusado a Gayoso de rivalizar con Lewis Carroll, autor de "Alicia en el país de las maravillas", y de dibujar, junto al resto de comparecientes de esta comisión, "un mundo feliz" en el que el Banco de España, las administraciones públicas y las entidades financieras "actuaron estupendamente". Cortizo ha advertido de que, "de seguir a este paso" la comisión, "las vallas y los somieres que hay que poner fuera -del Congreso- y los antidisturbios no van a ser suficientes", ya que "habrá que poner un foso con leones, o con tiburones financieros, que son más peligrosos", porque "la gente pensará, con razón, que les tomamos el pelo".

Por eso, ha propuesto la creación de una comisión de investigación, al igual que Pedro Aspiazu, de EAJ-PNV. Fernando López Amor, del PP, que ha recordado que el formato de las comparecencias fue ratificado por todos los grupos presentes en la subcomisión del FROB, ha considerado a Gayoso uno de los "responsables más identificables e importantes" del sistema financiero gallego y por eso ha justificado que Gayoso fuera citado a comparecer en el Congreso. Ha reprobado al excopresidente de Novacaixagalicia su "extremada codicia" al frente de Caixanova y que haya actuado hoy en el Congreso como "un torero que se gusta, que se desmaya, pero a la hora de matar se le va el toro al corral".

Siguiendo con el símil taurino, ha tachado de "profundamente inaceptable" que al banco gallego "le devuelvan el toro al corral, el FROB" en terminología financiera, y mientras exaltos cargos de las cajas se hayan "ido a casa" con indemnizaciones millonarias. A estos les ha instado a que asuman su responsabilidad y renuncien a lo cobrado y lo devuelvan al erario público, porque de lo contrario se verán abocados a hacerlo "a través del procedimiento legal".

Josep Sánchez Llibre, de CiU, ha sido el único que ha criticado la elección de Gayoso para que compareciera en la Comisión de Economía, pues según su criterio, tendrían que hacerlo los ejecutivos con responsabilidades en la gestión. Joan Coscubiela, de Izquierda Plural, le ha preguntado a Gayoso si era consciente de que su intervención sonaba a "extraterrícola" vista la situación del sistema financiero español, y en particular de las cajas de ahorro, y además por venir a explicar a la Cámara Baja "las bondades" de la obra social cuando una de las consecuencias del "desastre" es su posible desaparición. Álvaro Anchuelo, de UPyD, también ha considerado "oportuna" la comparecencia de Gayoso por su "liderazgo durante décadas" del sistema financiero gallego, en ningún caso "testimonial", y lo ha considerado corresponsable de las indemnizaciones a exaltos cargos de las cajas por un total de 52 millones de euros.

En este sentido, Olaia Fernández Davila, del Grupo Mixto, ha insistido en que Gayoso tiene "mucha responsabilidad" en la situación actual de Novagalicia Banco y ha recordado que para que pudiera ser copresidente de Novacaixagalicia hubo que modificar la Ley de cajas gallega porque su edad rebasaba el límite establecido para ostentar el cargo. Asimismo, se ha preguntado "quién mintió" durante el proceso de la fusión, si las cajas cuando aportaron los datos a la auditoría KPMG, si ésta hizo "oídos sordos", o si la Xunta era consciente de que las cuentas no eran correctas.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.