BARÓMETRO MUNDIAL DEL HURTO EN LA DISTRIBUCIÓN

BARÓMETRO MUNDIAL DEL HURTO EN LA DISTRIBUCIÓN

España es el cuarto país del mundo donde más hurtos se registran

Los pequeños hurtos se han convertido en la pesadilla de pequeños comercios y de grandes supeficies. Sólo en un año pueden llegar a perder cerca de 3.000 millones de euros. Los 782 millones invertidos en seguridad no siempre pueden evitar este tipo de delincuencia.

El comercio español registró una pérdida desconocida, derivada del hurto de empleados y clientes, fraude de proveedores y errores internos, de 2.946 millones de euros en el último año (entre julio de 2010 y junio de 2011), lo que supone un aumento del 7,7%.

De los 2.946 millones de euros cerca de la mitad (49,6%) corresponde al hurto externo ocasionado por clientes, que ha crecido en España, en tanto que el hurto interno provocado por personal del establecimiento representa un 29,4%, con un leve descenso.

Según recoge la última edición del 'Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución', presentada por Checkpoint Systems, esta pérdida representa el 1,4% de las ventas de las tiendas, el mayor porcentaje registrado en los últimos nueve años.

Con estos datos, España se sitúa -junto con Grecia- como el cuarto país del mundo donde más aumenta el hurto, sólo por detrás de la República Checa, Irlanda y Rusia.

Los artículos más vulnerables son los caros
Por su parte, el fraude de proveedores supone un 5,4% del importe total y los errores internos, como aquellos producidos en el marcado de precios, representan el 15,6% de la pérdida.

Según el estudio, elaborado con la participación de 38 empresas españolas que suman 7.562 establecimientos, los artículos más vulnerables son los caros, de marcas reconocidas y fáciles de transportar.

Así, los productos con mayor índice de hurto son los quesos y los loncheados ibéricos en alimentación; los productos de afeitado, cremas de gama alta y barras de labios en cosmética; complementos de moda; bebidas alcohólicas; artículos de electrónica y productos de bricolaje.

La inversión en seguridad se ha reducido en dos millones de euros, hasta 782 millones, con lo que el coste de la delincuencia para la distribución -pérdida por hurto más inversión en seguridad- se sitúa en 3.268 millones de euros. Este importe implica un coste de 219 euros por familia o de 80 euros por persona.

Los mas vistos

Economía Digital

Todo sobre finanzas, empresas, tecnología e industria

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.