LA AFICIÓN DESPIDE AL DIESTRO DEL MECHÓN BLANCO

LA AFICIÓN DESPIDE AL DIESTRO DEL MECHÓN BLANCO

'Antoñete' sale a hombros de Las Ventas por última vez

El torero Antonio Chenel, 'Antoñete' ha recibido su última ovación en la salida de su féretro por la puerta grande del cosomadrileño. Miles de aficionados y amigos han pasado este lunes por la capilla ardiente para dar su último adiós al diestro.

Un grupo de toreros retirados y en activo han sacado a hombros el féretro con los restos mortales del diestro Antonio Chenel "Antoñete" por la puerta grande de Las Ventas, otrora la plaza de sus grandes triunfos.

Entre gritos de "¡Torero, torero!", "¡Viva Antoñete!" y "¡Vivan los toreros!", Antoñete cruzó por última vez el umbral de la puerta grande de la monumental madrileña, "su plaza", pues en ella transcurrió su infancia y su juventud, antes de consagrarse como figura del toreo con triunfos como los que conquistaría también en este escenario.

Antoñete fue velado desde las diez de la mañana en la sala Alcalá, una de las dependencias más significativas del coso, por donde desfilaron multitud de aficionados, personalidades del mundo de la política, las artes, el deporte, la economía, el toreo y la sociedad en general.

Junto a los aficionados que han van pasando para rendirle su adiós al torero, han estado, entre otros Adolfo Suárez Illana, amigo de Chenel y gran aficionado a los toros, que ha afirmado que 'Antoñete' "es uno de esos toreros para recordar, y uno de los matadores con más personalidad de la historia".

Sebastián 'Palomo Linares', también ha recordado al maestro, con quien compartió tantas tardes, del que ha dicho "como persona y como torero ha sido un ejemplo para muchos".

Pasadas las cuatro de la tarde, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, le impuso a título póstumo la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo. Alrededor del féretro se formó un amplio arco en el que estaban representados todos los estamentos de "la Fiesta", especialmente los toreros.

Un torero de Madrid
'Antoñete' se crió en Las Ventas, plaza de la que su cuñado era mayoral, y allí mismo podrán rendirle homenaje los aficionados al torero después de su fallecimiento en hospital Puerta de Hierro de Madrid. Sufría desde hace años una insuficiencia respiratoria.

Antonio Chenel se convirtió en un referente para el público madrileño después de numerosas corridas que pasarán a la historia del toreo, entre las que destaca la faena que realizó en 1966 en la Feria de San Isidro con el toro blanco 'Atrevido', de la ganadería Osborne.

El torero se vistió por primera vez de luces en el año 1949 en Las Ventas y tomó la alternativa en 1953 en Castellón. La confirmación la realizó en Las Ventas el 13 de mayo de 1953 con Rafael Ortega como padrino.

El 16 de Febrero 2001, el Consejo de Ministros le otorgó la Medalla al Mérito de las Bellas Artes.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.