ALICANTE | UNA FIESTA CON 200 AÑOS DE HISTORIA

ALICANTE | UNA FIESTA CON 200 AÑOS DE HISTORIA

'Els enfarinats' toman el control de Ibi a golpe de huevo, harina y petardos

La localidad alicantina de Ibi ha vivido como cada día de los Santos Inocentes una batalla de harina, huevos y cohetes en la que los 'Els enfarinats' ('Los enharinados') han tomado el control de la ciudad. Todo el que no cumple las disparatadas ordenanzas de este grupo acaba cubierto de harina y huevo.

'Els enfarinats' ('Los enharinados') han tomado este miércoles el poder, de forma ficticia, de la villa alicantina de Ibi por un día a golpe de escaramuzas y batallas de harina, huevos y cohetes, dentro de una de las jornadas más peculiares de las fiestas de invierno de este pequeño municipio. 

La jornada ha amanecido tranquila hasta que el nuevo alcalde de 'els enfarinats', Sergio Galiano, ha tomado la vara de mando de manos de la regidora de Ibi, Mayte Parra. 

En esta tradición, que se remonta a algo más de 200 años de antigüedad, 'els enfarinats', ataviados con atuendos estrafalarios y con el rostro completamente embadurnado de harina, someten bajo su "mandato" a esta localidad juguetera durante la festividad de los Santos Inocentes y recaudan fondos ("impuestos") entre los comercios y viandantes, dinero que se destina a entidades benéficas. 

Una de las características de esta representación, "única en todo el mundo", según fuentes municipales, es que todo aquel ciudadano que incumpla la "ley" del gobierno ficticio está obligado a pagar una multa si no quiere acabar cubierto de harina

Los actos han transcurrido sin incidentes y sin tener que lamentar bajas entre los participantes, ha informado el concejal de Fiestas y Tradiciones, Juan Valls. 

'Els enfarinats' o 'insurgentes' son un colectivo que se autorregula y en el que sólo participan hombres que guardan una relación de parentesco o amistad. 

La jornada "bélica" comenzó con la toma de posesión simbólica del nuevo gobierno local de 'els enfarinats', la carrera que realizó el alcalde ficticio, que se denomina l'Aixabegó, y la recogida del resto de los "insurgentes". 

En ese momento se ha impuesto el "nuevo" orden gubernamental y 'els enfarinats' han acampado a sus anchas por el centro urbano de Ibi, tendiendo emboscadas y enfrentándose a la oposición en una batalla estrafalaria y, a la vez épica, que se repite todos los años. A esas escaramuzas se han expuesto todos aquellos ciudadanos que, inocentemente, han cruzado por los "dominios" de los insurgentes, ya que los que han incumplido sus disparatadas órdenes, han acabado rebozados en harina y huevo. 

Al final de la "lucha", la oposición se ha doblegado a los "golpistas", ante cuyo avance se ha replegado en las escalinatas de la iglesia de la Transfiguración del Señor. Con su rendición ha llegado el "armisticio" por el que se han unido los dos bandos por una causa común: recaudar fondos para el asilo de ancianos San Joaquín.

"Este año hemos conseguido recaudar más de 2.000 euros", dinero que irá destinado íntegramente a ese centro, ha dicho el alcalde de 'els enfarinats'.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.