Un espectacular fogonazo sobre el cielo iluminó la noche sobre Madrid el 13 de julio del año pasado. Los científicos sabían que se trataba de un objeto que había explotadopero no habían averiguado su origen cierto.

Podía ser un meteorito, pero no ha sido así. Un equipo de investigadores de la Universidad de Huelva ha encontrado la respuesta sobre este misterioso objeto volante. Se trataba de una roca que procedía de un extraño cuerpo estelar muy escaso en nuestra Galaxia: un damocloide.

Pesaba dos toneladas, y al rozar la atmósfera adquirió una velocidad de impacto de más de 80 mil kilómetros hora. A esa velocidad, la roca comenzó a calentarse hasta alcanzar los 5.000 grados de temperatura antes de estallar.

Así, la explosión fue vista en toda la Península. Se trataba del fogonazo más brillante registrado hasta ahora en España. Incluso la DGT captó unas imágenes que pudimos ver con toda claridad. Ahora, finalmente, ya sabemos más del bólido que una noche iluminó Madrid.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.