Fauna

Científicos de Estados Unidos consiguen regenerar la pata de una rana combinando cinco fármacos

Las ranas no podían regenerar sus patas a diferencia de otros animales, hasta ahora. Varios científicos de Estados Unidos lo han conseguido por medio de la combinación de cinco fármacos.

Científicos de Estados Unidos consiguen regenerar la pata de una rana combinando cinco fármacos

Pixabay Científicos de Estados Unidos consiguen regenerar la pata de una rana combinando cinco fármacos

Publicidad

La mayoría de los integrantes del mundo animal no son capaces de regenerar sus extremidades en caso de perderlas. Solo unos pocos, la mayoría anfibios o insectos, cuentan con esa oportunidad de poder tener su cuerpo de una forma similar en caso de perder alguna parte, bien sea por un accidente, una pelea con otros animales de la madre naturaleza, etc.

Las ranas forman parte de aquellos animales que no pueden reparar sus extremidades. O no podían, hasta ahora. Un grupo de científicos de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, ha logrado lo que parecía imposible, y ha conseguido que una rana pueda ver regenerada su pata a través de un curioso experimento que ha surtido efecto.

En colaboración con la Universidad de Tufts, los investigadores de Harvard optaron por hacer una mezcla de cinco fármacos diferentes, adheridos a un prótesis de silicona durante un día entero, lo cual permitió que, finalmente, y tras un año y medio progresando para poder conseguirlo, la rana pudiera tener una pata casi idéntica a la que tenía antes.

Las prótesis ya no son la única vía

En estos casos, siempre se ha recurrido a la técnica de implantar una prótesis a los animales para que pudieran recuperar en la medida de lo posible sus extremidades. Sin embargo, la ciencia continúa mostrando su poderío con casos como este, donde ya se ha conseguido hacer uso de los avances de la medicina para conseguir la regeneración de una parte del cuerpo.

La especie a la que le fue aplicada este tratamiento es una rana de uñas africana, que tiene una notable presencia en América y también en algunos países de Europa. Es considerada un peligro en determinadas zonas de la fauna debido a su influencia y el poder atacar a otras especies que no pueden defenderse, por lo que no se recomienda su traslado a otro país en caso de que se posea una.

Publicidad