Publicidad

Antena 3 » Series » Amar es para siempre » Momentos

Mejores momentos capítulo 2226

Germán y Carmen destapan sus más oscuros secretos: ¿quién engaño a quién?

Germán y Carmen han vivido en una mentira: Raúl no es su hijo.

Germán afronta sus últimos días con la entereza de dejar un buen legado familiar y empresarial.

El dueño de Garlo le dio a su hijo la dirección de una nueva tienda en la calle de Preciados, en Madrid. También le regaló a su mujer un caballo y le hizo ver que siempre estaría a su lado reviviendo su primera cita.

Germán dejaba el legado de la dirección de Garlo a Fran. Pese al tremendo enfado de Raúl, Germán sabe que es su sobrino quién debe estar al mando de la empresa que con tanto esfuerzo e ilusión levantó de la nada.

Pero a Germán le quedaba una última cosa por hacer, sincerarse con Carmen. Germán aprovecha una emotiva conversación entre ambos para destapar el secreto que lleva callando durante años: “Raúl no es mi hijo”.

Carmen se queda en shock, ¿cómo sabe Germán sobre la duda que lleva Carmen acarreando toda la vida? ¡Raúl es el hijo de Uriarte!

Pero Carmen no es la única que guardaba un gran secreto, Germán tiene algo muy importante que contarle a su mujer: “Sé que no es mi hijo porque desde muy joven supe que no podía tener descendencia” Germán es algo que se ha callado porque nunca se atrevió a confesárselo a Carmen por miedo a perderla.

Carmen se ha pasado años cuestionándose quién era el padre hasta que llegó el día en el que dejó de hacerlo para poder seguir viviendo.

Carmen entiende ahora porqué su marido ha sido tan duro con Raúl, porque no es realmente su hijo. Sin embargo, Germán se lo niega recordando a su mujer que siempre le ha dado a Raúl todas las oportunidades.

Carmen y Germán logran entenderse y demostrarse, que pase lo que pase, siempre estarán juntos.

Publicidad