OPERACIÓN BIKINI, VAMOS A POR TI

OPERACIÓN BIKINI, VAMOS A POR TI

Consejos para hacer una cobertura light para tus cupcakes

Un cupcake puede ser una bomba de harina y mantequilla acompañada de crema de chocolate y nata con toneladas de azúcar, o puede ser también un postre moderadamente calórico. Sólo se trata de ser un poco zorro y sustituir los ingredientes más potentes por otros más ligeros y cuidar la línea sin renunciar a los placeres del cupcake.

cupcake_fresa
Cupcakes de fresa | Cocinatis

1- Cobertura de fresa. Una buena idea es hacer una magdalena de naranja o limón y aprovechar ese toque cítrico y fresco para elaborar una cobertura de fresa, ahora que estamos ya en temporada. Es un tipo de cupcake muy primaveral, que se elabora sin mantequilla y es el simple resultado de mezclar 250 g de queso de untar Philadelphia light, dos cucharadas de mermelada de fresa light y, si lo deseamos, unas gotitas de colorante para que nuestras criaturas adquieran un color rosa más intenso.

2- Simplemente queso. Si nos apetece que la magdalena sea de chocolate y mantequilla y queramos corregir el aporte calórico con una cobertura ligera tampoco tenemos que calentarnos excesivamente la cabeza. Bastará con mezclar 200 g queso crema con algún edulcorante como stevia y decorar con nonpareils o virutas de colores, si lo deseamos. No necesitaremos nada más para conseguir un cupcake resultón y sabroso, gracias a la combinación de queso y chocolate.

3- Glasa real. Es una de las coberturas más populares para los cupcakes, aunque solemos encontrarla habitualmente en las galletas, y, pese a que no es la más ligera (las de queso crema light son las mejores cuando se trata de cuidar la línea) no contienen ni nata ni mantequilla, ya que se elabora con una base de clara de huevo y azúcar glas.

4- Chocolate. Si utilizamos exclusivamente chocolate negro, de buena calidad, el aporte calórico de nuestra cobertura va a ser mucho menor que el de otras cremas. Se trata de hacer pequeñas tiras con un pelador de frutas y colocarlo encima de la magdalena. Otra opción es derretir el chocolate, ponerlo encima de una tira papel parafinado con la ayuda de una espátula e ir enrollando con cuidado el papelito para hacer una espiral. Esperamos a que se enfríe y ya podremos decorar con él. También podemos utilizar virutas de chocolate negro sin azúcar o aplicar directamente chocolate negro fundido, sin azúcar.

Laura Conde | @LauraConde5 | Barcelona | 23/04/2016

Los mas vistos

Hogarmania

Recetas de otoño con productos de temporada

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.